Sensor Del Árbol De Levas – Función, Fallas Y Averías

Los motores modernos son máquinas impresionantes compuestas de piezas individuales que interactúan con precisión, lo que es necesario para el máximo rendimiento, eficiencia y seguridad. Por lo que muchos componentes son responsables de que todo siga funcionando, pero uno extremadamente importante es el sensor del árbol de levas.

Por lo tanto, la importancia de que conozcas el funcionamiento, las fallas y averías así como dar un seguimiento a este sensor es la clave para un funcionamiento estable del motor. Dicho esto, aquí te detallaremos cada aspecto del sensor del árbol de levas para que identifiques por ti mismo cualquier falla posible en tu vehículo.

Sensor Del Árbol De Levas

Índice()

    Función del sensor del árbol de levas y por qué es necesario

    Su diseño es muy sencillo: consta de un imán, revestido en una caja de plástico. El sensor del árbol de levas está conectado al sistema de reconocimiento y la señal de pulso se transmite cerrando el obturador. Esto asegura la inyección de combustible y el encendido oportunos de la mezcla.

    Ya que monitorea la posición del árbol y envían información a la ECU sobre cuándo se abre cada válvula en un cilindro en particular. Además, trabaja en estrecha colaboración con los sensores de posición del cigüeñal para pintar una imagen más completa de la ECU.

    En conjunto, la información de estos dos sensores muestra cuándo un pistón está en el centro superior para una posible carrera de admisión y confirma que las válvulas están alineadas para suministrar aire y combustible.

    Básicamente, los sensores de árbol de levas y del cigüeñal trabajan juntos para mostrarle a la computadora cuándo son las condiciones adecuadas para la admisión, compresión, combustión y escape.

    ¡Porque es necesario!

    Los motores de combustión de gasolina tienen necesidades muy específicas de aire, combustible y chispa para funcionar como se diseñaron. Estos tres elementos deben estar disponibles en el momento adecuado y en la cantidad adecuada para una combustión eficiente. Si la sincronización está demasiado lejos o si falta una pieza, es posible que no obtenga combustión.

    La precisión de un motor está habilitada por un sistema de sensores de automóvil que monitorean los componentes y las condiciones e interactúan con la unidad de control electrónico (ECU), la computadora principal del vehículo. La ECU recibe información de los sensores y realiza una llamada inmediata basada en la programación.

    Luego envía una señal a un actuador que cambia o mantiene una condición, que incluye aire, combustible y chispa, para reflejar la información de los sensores. Si hay un problema mecánico y uno de los componentes está defectuoso o roto, los sensores avisarán a la ECU para ajustarlo o alertarte.

    Aquí es donde entra la importancia del sensor del árbol de levas, ya que se utiliza para controlar la posición del árbol en un momento determinado de acuerdo con la posición del cigüeñal.

    Y así enviar una señal a la computadora ECU que, a su vez, controla el suministro de combustible, los gases de escape y el encendido de la mezcla de combustible en la cámara del motor en función de la información sobre la posición de los cilindros y el estado del pistón.

    ¿Cuáles son los signos de un mal funcionamiento de este dispositivo?

    En primer lugar, esto se expresa en un cierto exceso de consumo de combustible, que surge debido a que la unidad de control traduce el mecanismo de distribución de gas en modo de espera, lo que significa que el combustible en todos los cilindros comienza a fluir simultáneamente.

    Además, se puede observar un aumento en la temperatura de funcionamiento del motor. El cual conlleva a daños externos y elevados costes de reparación en caso de avería. Estos son los dos signos principales que indican claramente las fallas del sensor del árbol de levas.

    Por otro lado, la electrónica puede emitir ciertos códigos en caso de falla del dispositivo, lo que, por supuesto, facilita la detección de problemas. Y en caso de falla del sensor en los automóviles modernos, será posible conducir en modo de emergencia, pero al mismo tiempo el consumo de combustible aumentará ligeramente y la potencia del motor disminuirá.

    ¿Cómo hacer un diagnóstico del sensor?

    Para diagnosticar daños de forma independiente, primero debes determinar la ubicación del dispositivo. El sensor del árbol de levas o (sensor de posición del árbol de levas) generalmente se encuentra en el mismo lugar que la cadena de distribución.

    También puede tener una ubicación no estándar, pero para facilitar la búsqueda, es necesario que consultes el libro sobre el funcionamiento del vehículo. Por ejemplo, en algunos modelos de automóviles, no se puede instalar un dispositivo, sino varios.

    Entonces, las fallas en los sensores del árbol de levas se pueden detectar de forma independiente, sin contactar con servicios especializados. Sin embargo, la complejidad de este procedimiento depende de la marca del automóvil. Por ejemplo, en automóviles domésticos será más fácil.

    Para esto, necesitas un voltímetro, un dispositivo de medición para determinar el voltaje en circuitos eléctricos. Será necesario usarlo para verificar el voltaje de todo el circuito eléctrico, así como los cables individuales que van al sensor. Primero retira los cables, luego gira la llave de encendido y cierre el circuito.

    Si no hay voltaje en los contactos, hay un problema en el circuito eléctrico o en los extremos de los cables. Si hay voltaje, realiza las siguientes acciones: un cable del voltímetro se lanza al contacto de señal y el otro, a su alimentación, y luego enciende el motor de arranque. Si no hay cambios en el dispositivo, reemplaza el sensor por uno nuevo, la causa del problema está en él.

    Cabe señalar que, si el motor de gasolina está instalado en el automóvil, las acciones para reemplazar el sensor, por regla general, no causarán ningún problema. Sin embargo, si hay una unidad diésel o una unidad de control de distribución de fases, en este caso lo mejor sería ponerte en contacto con un experto.

    ¡También puedes consultar con un multímetro!

    Comienza encendiendo el voltímetro. El sensor suele tener tres cables y el voltaje de entrada debe ser de al menos 12 voltios. Específicamente, la potencia en los contactos durante la medición debe mostrar los siguientes valores: en el primero - 12 V, en el resto - 0 V.

    Desconecta todos los cables del sensor y conéctelos a los canales de salida del dispositivo de medición, ahora presiona el modo de “resistencia”, luego usa un objeto metálico, como un destornillador, para moverlo cerca del sensor. La falla de este último indicará el hecho de que los números en el indicador permanecerán sin cambios.

    ¿Cuándo y cómo reemplazar el sensor del árbol de levas?

    En el caso de una falla, el sensor del árbol de levas debe reemplazarse necesariamente, y esto se puede hacer de forma independiente. Incluso si el sensor funciona correctamente, los expertos recomiendan un cambio después de 5 años o 100.000 km.

    Pero esto no siempre significa que el sensor deba reemplazarse. Supongamos que hay problemas como resultado de la contaminación o en caso de una ubicación incorrecta del espacio. Primero debe limpiarse. Si eso tampoco ayuda, es necesario instalar un nuevo sensor.

    También es necesario comprobar los contactos de los terminales, ya que si se oxidan, también pueden provocar un mal funcionamiento del sensor. Entonces, se necesita un osciloscopio para reemplazarlo con éxito, ya que detecta la estabilidad de los datos de lectura del sensor a diferentes velocidades del motor.

    Una buena señal si el dispositivo dibuja líneas suaves sin espacios. Primero verifica si el sensor está dañado, conecta el circuito eléctrico para asegurarte de que los conectores estén conectados correctamente y que no haya interrupciones.

    Afloja el tornillo cautivo, retira el conector del sensor y retíralo del zócalo. Es necesario inspeccionar los dientes del disco del árbol de levas para verificar su integridad y la interferencia del sensor del árbol de levas.

    Para restablecer el error, debe perder peso de la batería y el portacables está desconectado. Utiliza una llave de 10 para aflojar el tornillo que sujeta el sensor. Después de retirar el dispositivo, es necesario untar la interfaz entre el sensor y el motor con una fina capa de sellador.

    Por último, usa un tornillo para asegurar el nuevo elemento en su lugar. Si es necesario, limpia el bloque, los cables y conéctalo al sensor. Luego, comprueba el estado del anillo de sellado y reemplázalo si es necesario.

    Conclusión

    El sensor del árbol de levas es uno de los nodos clave en los automóviles modernos. Si el dispositivo deja de funcionar, la inyección es en paralelo, no en fase por lo que el motor se complicará. Además, su ausencia afectará el consumo de combustible.

    Y con algunos modelos, incluso sin un sensor del árbol de levas, el motor no arranca. También se puede reemplazar de forma independiente, pero es importante recordar que esto requiere seguir ciertas reglas que hemos discutido en este artículo.

    También puede interesarte: Árbol de levas – Diseño, Función, Averías Y Reemplazo

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir