Sensor de Velocidad De Las Ruedas, Características Y Función

El Sensor de Velocidad de las Ruedas es un gran desafío para el que conduce. Los sistemas de asistencia al conductor le ofrecen al mismo un alivio y optimizan la seguridad en el tráfico. En Europa casi todos los vehículos nuevos, equipan los automóviles con sistemas de seguridad activa, lo que también crea nuevos desafíos para los talleres.

La electrónica del vehículo desempeña un papel clave en todos los equipamientos de confort y seguridad. El funcionamiento combinado de los sistemas electrónicos garantiza el perfecto funcionamiento del vehículo, aumentando así la seguridad en el tráfico.

La comunicación de datos de los sistemas electrónicos del vehículo está apoyada por sensores. Los sensores de velocidad de rueda son fundamentales en los sistemas de ABS/ESP.

En sistemas de asistencia al conductor, como ABS, ASR, ESP o ACC, se utilizan por las unidades de control para reconocer el número de revoluciones de las ruedas.

La información del número de revoluciones de la rueda se hace disponible vía líneas de datos de la unidad de control de ABS también a otros sistemas (sistemas de regulación del motor, caja de cambios, navegación y de chasis).

Gracias a este uso versátil, los sensores del número de revoluciones contribuyen directamente a la dinámica de marcha, a la seguridad de marcha, al confort de seguridad, a un consumo reducido de combustible y a menores valores de emisión.

Sobre todo afianza la seguridad del conductor al saber que dicho sistema se encarga de estabilizar la velocidad en todo momento manteniendo estable el vehículo en cualquier circunstancia.

 

Imagen de Sensor de Velocidad 1

 

Índice()

    ¿Que son los sensores de Velocidad de las Ruedas?

    El Sensor de Velocidad de las Ruedas es también llamado captadores de rueda, que miden la velocidad instantánea en cada una de las mismas, envía la señal a la ECU. El sensor constantemente envía información de la velocidad de la rueda a la ECU mediante el correspondiente cableado que los une. El sensor se sujeta en su lugar contra la rueda dentada con un clip a presión.

    El tipo del eje determina la ubicación de montaje del sensor. Así, los sensores del eje de la dirección se instalan sobre el muñón de la propia dirección o sobre un soporte convenientemente atornillado, mientras que los sensores del eje propulsor, o eje trasero, están montados sobre un bloque fijado al alojamiento del eje.

    El sensor o captador se rige por el principio de inducción. Está formado por imán permanente y una bobina conectada con la unidad hidráulica. El imán permanente crea un flujo magnético que se ve afectado por el paso de los dientes de la corona frente al imán.

    De manera que genera una tensión eléctrica en la bobina de tipo alternativa casi sinusoidal, cuya frecuencia es proporcional a la velocidad de giro de la rueda. La amplitud de la tensión en el captador es función de la distancia (entrehierro) entre diente y captador y de la frecuencia.

    Te invitamos a leer: Sensor De Velocidad: ¿Qué es? Función, Tipos Y Averías

     

    Propósito del sensor de Velocidad de las Ruedas.

    Los sensores ABS (Antilock Braking System) o Sensores Velocidad de Rueda, van ubicados en la porta mangueta de las ruedas, su finalidad es determinar la velocidad de giro y en algunos casos el sentido de cada una de ellas, enviando esta información a la unidad de control del sistema ABS.

    Si la unidad de control del sistema ABS detecta que hay un descenso significativo de velocidad en una o varias ruedas, lo que podría provocar el bloqueo de las mismas, interviene rápidamente modulando la presión de frenado de cada rueda individualmente.

    De esta manera se evita que las ruedas se bloqueen y garantizan un frenado seguro, permitiendo a su vez al conductor mantener el control del vehículo.

    La información que los sensores de velocidad proporcionan es utilizada por otros sistemas del vehículo, como las cajas de cambios, los sistemas de navegación, GPS, el sistema TCS, ASR (Sistemas de Control de la Tracción), los sistemas de control de chasis, el sistema ESP (Programa Electrónico de Estabilidad) o el control de ascenso de pendientes, entre otros. Dado el desarrollo constante de estos sensores, en la actualidad podemos encontrar diferentes diseños dependiendo de las necesidades de precisión, tamaño y resistencia.

    Imagen de Sensor de Velocidad 2

     

    Tipos de sensores de Velocidad de las Ruedas (ABS)

    Los sensores ABS de TRW han experimentado una gran cantidad de cambios y desarrollos desde que aparecieron en el mercado, por lo que están disponibles en varios diseños en función de las necesidades específicas de los coches.

    Los dos tipos básicos son los sensores ABS activos y pasivos.

    Los sensores activos necesitan una fuente externa de energía para funcionar y están diseñados para ruedas dentadas o con codificador magnético. Existen también dos tipos de sensores activos: los sensores Hall y los magnetorresistentes.

    Ofrecen una salida digital directa al controlador; sin necesidad de acondicionamiento de señal. Precisos a velocidades bajas/altas. Pueden informar tanto velocidad como dirección.

    • Las revoluciones por minuto máximas deben estar dentro de las especificaciones del sensor
    • Capacidad de velocidad cero
    • La distancia de actuación entre el sensor y el objetivo es, en general, inferior a 2,4 mm (0,094 in)
    • Las dimensiones del engranaje del objetivo deben ser adecuadas para ofrecer una señal magnética
    • Voltaje de alimentación típico de 5 V a 24 V

    Los sensores Hall reaccionan a los ajustes en los campos magnéticos y transmiten una diferencia de tensión a la unidad de control como una señal de onda. Al utilizar la detección sin contacto de los campos magnéticos, no necesitan girar para funcionar. Esto significa que pueden ser extremadamente fiables incluso a velocidades muy bajas.

    Los sensores magnetorresistentes (AMR) son los sensores ABS más avanzados disponibles, aunque también los más caros. Tienen la capacidad de detectar la dirección de rotación de las ruedas y transmitir una señal más fiable que las otras variantes.

    Al estar montado encima del codificador magnético, el sensor ABS puede medir el campo magnético en sentido transversal, de modo que permite determinar la velocidad y la dirección de rotación con más eficacia y precisión.

    Los sensores pasivos requieren una rueda dentada y solo empiezan a funcionar cuando la rueda alcanza una determinada velocidad de rotación. Son más grandes que los sensores activos y menos precisos, por lo que su presencia en los vehículos modernos es cada vez más escasa.

    Los sensores de velocidad magnéticos pasivos son dispositivos sencillos y resistentes que no requieren una fuente de voltaje externa para su funcionamiento.

    El sensor cuenta con un magneto permanente que establece un campo magnético fijo. La aproximación y el paso de objetivos de metal ferroso cerca del polo del sensor (área de detección) cambian el flujo del campo magnético, cambiando así su fuerza de manera dinámica.

    Este cambio en la fuerza del campo magnético induce una corriente en el interior de la bobina, que está adherida a los terminales de salida. La señal de salida de un sensor es un voltaje de CA cuya amplitud y frecuencia de onda varían a medida que cambia la velocidad del dispositivo que se está controlando. Además, esta señal se expresa generalmente en un voltaje de pico a pico (Vp-p).

    Se produce una onda completa (ciclo) a medida que cada objetivo pasa por el polo del sensor. Si se utiliza un objeto estándar como objetivo, esta señal de salida sería similar a una onda de seno cuando se la visualiza en un osciloscopio.

     No obstante, dada la simplicidad del diseño, son más fáciles de comprobar y a menudo, son más resistentes. Los sensores pasivos se construyen con una bobina que rodea un núcleo magnético. Este imán permanente crea un campo magnético. Cuando la rueda dentada gira, cambia el campo y provoca una corriente eléctrica dependiendo de si hay un diente o no.

    ¿Cómo probar un sensor de velocidad de una Rueda?

    El sensor de velocidad del sistema de frenado antibloqueo (ABS) es un imán que se encuentra en una llanta de engranaje que se apoya en los ejes de las ruedas. El sensor de velocidad del ABS (para EUA) permite que la computadora detecte la velocidad de las ruedas del automóvil mientras éstas giran.

    1. Utiliza un gato para levantar la parte trasera del coche hasta una posición segura y lo coloca en soportes de gato. Coloque los bloqueos de las ruedas alrededor de los neumáticos delanteros. Retire las ruedas traseras para probar los sensores de velocidad del ABS (para EUA).
    2. Localice el punto en el que el mazo de cables eléctricos del motor se encuentra con el mazo de cables eléctricos del sensor. Normalmente se fija junto a la cubierta del amortiguador en la rueda delantera y en los amortiguadores traseros y se asegura alrededor de ellos.
    3. Utilizando la carraca de 6 mm y un troquel de 8-10 mm, que normalmente se fija al protector térmico de la pinza, saque el sensor de donde se encuentra.
    4. Compruebe el extremo del sensor. Si al final parece una gran bola de pelo, hay muchas impurezas que afectarán al sensor.
    5. Pulverizar el sensor con limpiador de frenos y limpiar la suciedad. La contaminación en el sensor puede enviar señales falsas a la computadora.
    6. Desconecte el juego de cables del motor del juego de cables del sensor. Ponga el voltímetro en "Ohm" y conecte los terminales positivo y negativo a la entrada y salida del sensor. Si el voltímetro registra un valor infinito, el sensor está dañado y debe ser reemplazado.
    7. Vuelva a poner el voltímetro en "Volt" si no registra un valor infinito en el ajuste de Ohm. Si lee una lectura de voltaje superior a 5 voltios, el sensor comenzará a dañarse y puede causar problemas intermitentes. Si el voltímetro lee menos de 5 voltios, compruebe que los disparadores del sensor no tengan corrosión y revise las conexiones eléctricas que conducen a los disparadores.

    Imagen de Sensor de Velocidad 4

     

    Precauciones

    Preste especial atención al cableado eléctrico del sensor. Si no coloca correctamente el juego de cables, no se ajustará correctamente al sensor de velocidad del ABS. Podría quedar atrapado en el eje, la pinza de freno, el rotor, la carcasa de la columna u otros componentes de la rueda.

    Diagnóstico de los Sensores de Velocidad de las Ruedas.

    1. Verifique visualmente el estado del sensor:

    Al diagnosticar verifique el cuerpo exterior, el conector y sus cables, así como sus fijaciones, asegurándose de su buen estado, compruebe también si el captador muestra alguna grieta o golpe que pudiera haberlo dañado.

    Inspecciones en búsqueda de:

    1. Grietas o roturas.
    2. Tensiones provocadas por estrés mecánico.
    3. Deformaciones y abolladuras.
    4. Sobrecalentamiento del sensor.
    5. Rotura del cable por fricción o exceso de vibración.
    6. Verifique el montaje del cojinete asegurando la posición del disco codificado.
    7. Verifique la rueda dentada por contaminación, deformaciones y número de dientes.
    8. Verifique el disco codificado por contaminación.
    9. Verifique el entrehierro (INDUCTIVO).

    Unidad de control ECU.

    Para poder entender el procedimiento de los sensores de velocidad de las ruedas debemos saber cuáles son los elementos que trabajan junto con dichos sensores y el más importante de ellos es la ECU (Unidad de control de Electrónico) se encarga de recibir y procesar las señales enviadas por los sensores o captadores de cada rueda. Dicha información la envía a las válvulas de la unidad hidráulica.

    En caso de desigualdad de las informaciones recibidas entre los sensores, la ECU supone que hay peligro de bloqueo en alguna rueda e inicia el proceso de regulación de la frenada, es decir, activa el ABS.

    La respuesta o salida de la ECU es amplificada para que sirvan para activar a las electroválvulas y la unidad hidráulica.

    La ECU dispone de una memoria interna que permite memorizar fallos detectados que permitan una intervención posterior. Cualquier fallo detectado queda memorizado de manera permanente en la ECU, incluso si no hay tensión de alimentación.

    Te invitamos a leer:  Sensor MAP. Como Funciona, Fallas Comunes y Comprobación

     

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir