Rotulas De Suspensión: Tipos, Partes, Montaje

Varios componentes forman la suspensión de un vehículo. Entre ellos se encuentra la rótula automotriz, o lo que algunos pueden denominar rótulas de suspensión debido a su ubicación, es una pieza pequeña, pero crucial.

En esta guía, respondemos preguntas sobre el componente, como para qué sirve en un automóvil, dónde se encuentra y cómo cuidarlo. También sobre los aspectos esenciales, sus diferentes tipos y mucho más. Con el objetivo de brindarte los conocimientos necesarios para que puedas diagnosticar por cuenta propia si las rótulas de suspensión de tu vehículo están en perfecto estado.

Rotulas De Suspensión

Índice()

    Definición, características, ubicación y función de la rótula

    Las rótulas de suspensión son un componente que forma la conexión entre los brazos de control de un vehículo y los nudillos de dirección. Como tal, actúan como un punto de pivote para las ruedas y dicha suspensión. Prácticamente todos los automóviles fabricados en la actualidad poseen rótulas, lo que hace que estos componentes sean uno de los más comunes en el mercado de autopartes.

    Características

    Aunque todas las rótulas de suspensión funcionan de la misma manera y cuentan con un perno roscado esférico, difieren ligeramente según el tipo. Están las rótulas superior e inferior, las rótulas cargadas y seguidoras, así como los tipos sellados, engrasables o útiles. Por lo que, examinaremos todos ellos para ofrecerte un conocimiento completo sobre estos componentes vitales del vehículo.

    Comencemos examinando las diferentes partes, tanto internas como externas. Sin embargo, estas partes varían por lo cual solo presentaremos las secciones principales a continuación, que son las piezas que tendrá una rótula típica:

    1.     Perno de junta esférica:

    Esta es la parte redondeada de la junta. Esta pieza gira en un espacio lubricado en el alojamiento de las rótulas de suspensión y permite todos los movimientos a los que está sometida la articulación. El perno esférico debe soportar mucha presión, por lo que está hecho de acero templado.

    Cuando se desgasta se dice que la rótula no funciona, ya que se mueve demasiado debido al espacio extra creado por el desgaste. En tales situaciones, una nueva articulación es la única opción para restaurar la función del componente en un vehículo.

    2.     Cojinete de rótula:

    El cojinete de las rótulas de suspensión actúa para reducir la fricción dentro de la misma. Este se puede fabricar de uretano, nailon o metal.

    3.     Arandela de resorte de la rótula:

    Dicha arandela se encuentra ubicada entre la placa trasera y el cojinete, actuando así como un retenedor.

    4.     Cubierta del extremo de la rótula o placa de respaldo:

    La cubierta del receptáculo que cubre el extremo de la rótula de la unión está hecha de un material fuerte que debe resistir el desgaste y los impactos.

    5.     Carcasa de rótula:

    Esta es la parte que encapsula el perno de rótula de metal y forma la protección que retiene la grasa así como también facilita el movimiento de la pelota. La carcasa de la rótula debe soportar el desgaste tanto del interior como del exterior.

    Externamente, la carcasa debe resistir la suciedad, la fecha y el daño por calor. También tiene que absorber los impactos físicos de los escombros de la carretera y otras situaciones.

    6.     Bota de rótula:

    Generalmente hecha de poliuretano, la bota forma un escudo para evitar la entrada de agua, polvo y escombros. Estos son los elementos que provocarían corrosión o desgaste por fricción en las rótulas de suspensión.

    La funda guardapolvo tiene que resistir los daños causados por el calor o la humedad, por tal razón presenta un material de uretano resistente. Como resultado, la bota no se rompe fácilmente.

    7.     Extensión roscada y cónica:

    Es la parte del espárrago de las rótulas de suspensión que se estrecha para encajar cómodamente en el muñón de la dirección. También cuenta con hilos para permitir que se sujete y así se monte firmemente. Este está fabricado normalmente de acero de alta resistencia, ya que esta sección del montante debe ser lo suficientemente resistente.

    8.     Boquilla de engrase de rótula:

    También llamada relleno de grasa o engrasador, la boquilla proporciona la abertura a través de la cual se agrega la grasa a las rótulas de suspensión. En algunos casos, el engrasador también actúa como indicador de desgaste.

    Si su porción encima de la rótula aún está intacta, no hay desgaste de qué preocuparte. Si desciende a la articulación esférica, entonces hay una razón para preocuparte, ya que muestra una articulación desgastada que requiere ser reemplazada.

    9.     Tuerca castillo de rótula:

    La tuerca castillo es la que sujeta la rótula inferior después de la instalación.

    10.    Junta de rótula Cotter Pin:

    Se encuentra en rótulas inferiores, el pasador proporciona un tope para evitar que el castillo se afloje, pero se deshaga.

    11.    Anillo de resorte:

    Un anillo de resorte asegura las rótulas de suspensión para evitar que se caigan.

    ¿Dónde se ubica la rótula?

    Las rótulas de suspensión se encuentran en el volante, con un extremo conectado al muñón de la  dirección y el otro al brazo de control. Las rótulas automotrices son las más comunes en la suspensión delantera.

    Sin embargo, los vehículos que usan dirección trasera o en las cuatro ruedas también tendrán rótulas en la parte trasera. Las rótulas delanteras funcionan de la misma manera que las rótulas traseras, con la principal diferencia en su ubicación.

    Estos componentes son visibles sin quitar ningún componente. Al darles servicio, a veces no es necesario desmontar ninguna suspensión o conjunto de cubo de rueda. Esto hace que sea fácil inspeccionarlos en busca de daños.

    ¿Cuál es la función de rótula?

    Al conducir por una carretera, la suspensión debe moverse hacia arriba y hacia abajo de forma controlada. Pero al mismo tiempo, las ruedas deben moverse lateralmente a la rotación de la dirección. Estos son los movimientos facilitados por las rótulas de suspensión.

    Para obtener una imagen más clara, considera conducir sobre un bache y al mismo tiempo tener que sortear una curva. Como hemos visto, las rótulas actúan como la rótula que se encuentra en el cuerpo humano. Los giros permiten girar en una esquina y los arcos permiten el movimiento hacia arriba o abajo de la suspensión para una conducción suave sobre el bache.

    Las rótulas de suspensión también sujetan las ruedas al automóvil. Es por eso que los vehículos cuyas rótulas ya no funcionan pueden tener la rueda colapsando hacia adentro o hacia afuera. La rueda puede incluso caerse del coche en el peor de los casos. Estos componentes son, por tanto, fundamentales para una conducción suave y segura.

    ¿Cómo es el proceso de fabricación de rótulas?

    Las rótulas de suspensión son componentes de precisión que requieren procedimientos de fabricación de alto nivel. Debido a que sufren muchas tensiones e impactos, estos componentes deben ser lo suficientemente duros y resistentes.

    Por lo general, se usa acero de primera calidad para hacerlos desde el perno, la bola hasta la carcasa. Las rótulas automotrices deben satisfacer ciertas especificaciones funcionales y dimensionales, que incluyen:

    • Compacidad y bajo peso para que no agreguen peso innecesario al sistema de dirección.
    • Torques constantes frente a cargas variables y fuerzas de tracción o compresión.
    • Juego cero o limitado: algunos no deben exceder las 0.25 pulgadas para el juego lateral y el valor específico del fabricante para el juego vertical. Otras rótulas están diseñadas para no tener juego en absoluto.
    • Excelente tolerancia a la temperatura para una mayor vida útil incluso en entornos de mucho calor.
    • Fricción de bajo coeficiente para mejorar el movimiento de la dirección y la suspensión.
    • Cumplimiento ambiental para los diferentes requisitos o estándares.
    • Capacidad para resistir daños por sal, suciedad y escombros para una vida útil más larga.

    A pesar de que las rótulas de suspensión tienen funciones similares, presentan diseños y materiales ligeramente diferentes. En el siguiente segmento, nos adentramos en la rótula y examinamos los distintos tipos o diseños que dan como resultado diferencias visuales en estos componentes.

    Tipos de rótulas

    Las rótulas de suspensión se pueden clasificar según el uso, la posición en la suspensión y el diseño. Estos tipos de articulaciones se explican a continuación.

    Según su posición:

    Hay rótulas superiores e inferiores. Algunos vehículos usan una rótula inferior, mientras que otros usan ambas. Los vehículos pesados, como los camiones, utilizan una rótula inferior para soportar el peso y una rótula superior adicional para los requisitos fundamentales.

    La rótula inferior suele ser más grande para soportar las cargas a las que suelen estar sometidas. Debido al peso que deben soportar, dichas rótulas inferiores se desgastan rápidamente, sobre todo si se transporta equipaje pesado en el vehículo o si las condiciones de conducción son difíciles.

    Los coches con suspensiones traseras independientes también tienen rótulas en las ruedas traseras. Estos permiten la dirección, así como también brindan pivote y soporte de peso. En otras palabras, tienen un propósito similar al de los frontales.

    Según su uso:

    Las rótulas de suspensión de un automóvil pueden ser “portadoras de cargas” o “seguidoras”. Estos dos tipos de rótulas tienen funciones diferentes. Una rótula portadora de carga, como su nombre indica, proporciona soporte de peso y la convierte en una rótula de suspensión importante.

    Una rótula de seguidor está, por otro lado, diseñada para pivotar el sistema de dirección del automóvil. Se puede decir que es una rótula de pivote, ya que principalmente permite que el sistema de dirección gire libremente para un mejor control del vehículo. Estas rótulas se instalan comúnmente en el componente de suspensión superior.

    Por otro lado, las rótulas superiores son en su mayoría de tipo seguidor con poco peso para soportar. Las articulaciones esféricas inferiores generalmente se denominan “carga de carga” debido a la cantidad de peso que tienen que soportar. Una excepción es la suspensión de puntal MacPherson. Este tipo de suspensión utiliza un solo brazo de control y rótula en cada rueda.

    En la suspensión MacPherson, la rótula inferior puede servir como tipo seguidor. El puntal superior de esta suspensión soporta el peso del vehículo y cuenta con un cojinete elastomérico que actúa como soporte. El puntal se conecta al muñón de la dirección.

    Según su diseño:

    Las juntas esféricas pueden sellarse o engrasarse. Las rótulas de suspensión selladas están lubricadas de por vida, por lo que no es necesario aplicar grasa de vez en cuando. Son el diseño moderno de rótula y los preferidos por los propietarios de vehículos.

    Estas articulaciones esféricas requieren poco mantenimiento. Sin embargo, no se pueden reparar y una vez que se usan, solo se pueden quitar y desechar.

    Las rótulas engrasables son de diseño tradicional. Sin embargo, todavía se utilizan ampliamente en la actualidad. Los encontrarás principalmente en vehículos ligeros de pasajeros o camiones pesados que tienen algo de peso que soportar. Requieren una adición regular de grasa, lo que los convierte en componentes de alto mantenimiento.

    Por otra parte, las articulaciones esféricas engrasables cuentan con un accesorio llamado niple o zerk para la aplicación de un lubricante. Si no se lubrican estos tipos de juntas de rótula, se desgastan rápidamente. Esto podría costarte un reemplazo en poco tiempo.

    Las juntas esféricas también cuentan con diferentes opciones de montaje. Están los que usan pernos, las uniones que se atornillan, las de tipo press y las uniones remachadas. Las rótulas a presión son las más utilizadas en los automóviles de fábrica, mientras que las rótulas posteriores al mercado suelen presentar otras opciones de montaje.

    Métodos para el montaje de rótulas

    Ya explicado anteriormente los tipos de rótulas de suspensión, las juntas esféricas pueden ser montadas a presión, atornilladas, atornilladas o remachadas. El tipo que viene con tu vehículo depende de la marca y el modelo.

    También depende de si la rótula es un fabricante o un producto del mercado de accesorios. Los coches de fábrica vienen con rótulas a presión. Si estás reemplazando los componentes por primera vez, es probable que sean del tipo de inserción a presión.

    Cada método de montaje tiene ventajas y desventajas, especialmente cuando se trata de desmontaje e instalación. Un tornillo en la rótula no ofrece ninguna dificultad para quitarlo o instalarlo, al igual que los tipos atornillados.

    Las uniones remachadas, por otro lado, pueden ser un desafío para sacarlas. Al reemplazar una rótula remachada desgastada, es posible que necesites un taladro para arrancarla. Los otros tipos solo requieren una herramienta separadora de rótula y salen en un minuto.

    ¿Cuáles son los síntomas de una junta esférica defectuosa?

    Las rótulas de suspensión son cruciales no solo para la comodidad de conducción, sino también para la seguridad. Las juntas de rótula defectuosas pueden causar situaciones peligrosas, como partes de suspensión separadas, particularmente los brazos de control y los nudillos de dirección.

    Por lo general, se dice que una rótula es mala si se mueve demasiado, es decir, cuando el movimiento excede las especificaciones del fabricante. Entonces, para saber cuándo una rótula se ha convertido en un riesgo para la conducción, debes comprender los síntomas a los que debe estar alerta.

    También necesitas conocimientos sobre cómo comprobar las juntas de rótula en busca de desgaste y otros daños. Eso es lo que analizaremos para ti en este segmento, comenzando con los signos:

    1.  Ruido de golpeteo o golpeteo

    Esta es una de las formas más sencillas de detectar desgaste en las articulaciones esféricas. Los primeros ruidos suelen ser débiles y ocasionales al principio. A menudo aumentan cuando las articulaciones esféricas están bajo tensión, como al doblar una esquina o cuando te encuentras con un bache.

    A medida que el desgaste o el daño empeoran, los sonidos se vuelven más regulares, más fuertes y en cada pequeño golpe o esquina. Los sonidos metálicos debidos a una mala rótula generalmente parecen provenir de una esquina del vehículo.

    2.  Desgaste desigual de los neumáticos

    Esto podría indicar rótulas de suspensión que no están en buenas condiciones. El desgaste excesivo ocurre en las superficies internas o externas. Si notas desgaste en ambos bordes al mismo tiempo, la razón podría ser la presión incorrecta de los neumáticos y las juntas esféricas no desgastadas.

    Deberías tener cuidado con este síntoma o diagnosticar erróneamente la causa del desgaste desigual de los neumáticos. También sería aconsejable estar atento a los otros signos que se comentan aquí.

    3.  Vibraciones excesivas

    El desgaste hace que la parte esférica de las rótulas de suspensión se aflojen en el encaje. Esto provoca un movimiento excesivo dentro de la carcasa y vibraciones que suben por la suspensión.

    Mientras conduces, puedes sentir las vibraciones en la parte delantera del automóvil o incluso en el volante. Las vibraciones también pueden ser causadas por fallas de otros componentes, y para estar seguro, necesitarías buscar otros síntomas de rótula desgastada.

    4.  Volante inestable

    Si el volante se desplaza violentamente hacia la derecha o hacia la izquierda, el problema podría ser provocado por articulaciones esféricas. El movimiento del volante puede volverse más pronunciado cuando las rótulas trabajan demasiado, como cuando se pasa por encima de un bache.

    Si tienes dificultades para centrar el volante mientras conduces, es probable que tengas una rótula defectuosa y lo mejor que puedes hacer es cambiarla.

    ¿Qué causa las averías en las rótulas de suspensión?

    Aparte de la edad, hay varias razones por las cuales una rótula está desgastada o dañada. Las tesis son:

    • Engrase excesivo:

    El exceso de grasa puede hacer que la funda protectora de goma se rompa y permita la entrada de suciedad, escombros y agua. La entrada de estos contaminantes provocaría daños en las rótulas de suspensión. Este problema solo es aplicable a las juntas esféricas engrasables o reparables, ya que permiten la aplicación de grasa.

    • Engrase insuficiente:

    Mientras que el exceso de grasa corre el riesgo de dañar una rótula, el engrase insuficiente también presenta otro problema. Provoca una mayor fricción, que luego acelera la tasa de desgaste. A largo plazo, la rótula se rompe y comienzan a aparecer los síntomas de insuficiencia articular. Nuevamente, esto solo se aplica a los tipos de rótulas que se pueden reparar.

    Si no se limpia el engrasador, se recomienda que elimines la mugre, la suciedad y los desechos antes de aplicar lubricante a las juntas de rótula útiles. El no hacerlo conduce a la entrada de contaminantes en la vivienda. El desgaste resultante hace que la junta falle prematuramente.

    • Condiciones de conducción difíciles:

    Los baches y otras situaciones graves hacen que las articulaciones esféricas se sometan a mayores tensiones. Estos componentes están diseñados para ser resistentes en tales condiciones, pero la exposición prolongada a impactos y pares excesivos puede afectarlos. Produce daños incluso antes de que finalice la vida útil normal de las articulaciones esféricas.

    ¿Cómo comprobar el desgaste de las rótulas?

    Nunca es una buena idea ignorar los síntomas de las articulaciones esféricas desgastadas. Aparte de dar servicio a las diversas juntas del automóvil periódicamente, siempre debes estar alerta a cualquier señal de desgaste de las rótulas de suspensión.

    Tan pronto como notes alguno de ellos, realiza comprobaciones para determinar el problema y luego prepárate para instalar nuevas rótulas. Para ello, utiliza estos métodos para diagnosticar una articulación rota o defectuosa:

    Inspección visual:

    Todas las juntas son componentes muy visibles debido a sus posiciones de montaje. Para determinar su condición, échales un vistazo. Si están muy dañados, los verás muy corroídos. La funda de goma estará muy rota y las partes metálicas mostrarán signos de deterioro.

    Balanceando la llanta, levante el automóvil para que las llantas cuelguen en el aire. Sostén un neumático firmemente en la posición de las 6/12 en punto y empújalo hacia adentro y hacia afuera. Si una rótula está desgastada, notarás un movimiento significativo.

    Además, mientras la rueda está en el aire, inserta una palanca debajo y empújala hacia arriba y hacia abajo. Si escucha un ruido metálico, lo más probable es que las rótulas estén desgastadas.

    La siguiente prueba consiste en mover el neumático hacia los lados como si lo giraras con el volante. El neumático solo debe tener un poco de juego. El movimiento excesivo es indicativo de una articulación desgastada.

    Prueba de rótula:

    Al observar los indicadores de desgaste, estos se incorporan en algunas rótulas. Si los tienes en tu vehículo, descubrir cuál es el problema será fácil. Algunos indicadores de desgaste se presentan en forma de extrusiones en la carcasa de la rótula.

    Cuando el indicador está al ras de la carcasa o empotrado en la carcasa, la rótula se ha desgastado a niveles peligrosos. En la mayoría de los casos, es posible que debas usar calibres de espesores para verificar el indicador. Esto se debe a los espacios reducidos, que es posible que no puedas seleccionar con solo mirar.

    Algunas articulaciones esféricas útiles utilizan el engrasador para indicar desgaste. Mientras el accesorio permanezca visible sobre la carcasa, la rótula funciona bien. Si desaparece de la vista o se nivela con la carcasa, es hora de reemplazar la rótula afectada. Esto se debe a que un engrasador empotrado indica desgaste dentro del casquillo que llevó al perno de bola a moverse dentro de la carcasa.

    Uso de un indicador lateral:

    Para determinar con precisión la cantidad de desgaste de las rótulas de suspensión, es posible que desees utilizar una herramienta llamada indicador lateral. Esta herramienta cuenta con un calibre que indica el descentramiento lateral de las ruedas.

    Con ella y otros métodos para diagnosticar una rótula defectuosa, puedes detectar el desgaste antes de que afecte el control de tu vehículo y la seguridad de conducción.

    Reemplazo de rótula

    A menudo es fácil olvidarse de las rótulas de suspensión, ya que duran mucho tiempo y además la mayoría de los propietarios de vehículos tienen poco conocimiento sobre ellos. Cuando las articulaciones esféricas finalmente se desgastan, es necesario reemplazarlas. Esto suele ocurrir cuando el encaje no puede sujetar la bola esférica con fuerza y hay demasiado juego.

    Entonces, quitar una rótula defectuosa para instalar una nueva puede no ser un trabajo sencillo. Hay muchos pernos para desatornillar, diferentes componentes para desmontar y una variedad de otras tareas.

    Como tal, es un procedimiento que requiere algunos conocimientos básicos sobre estas partes. Sin embargo, a continuación te enseñaremos los pasos básicos requeridos para quitar una rótula desgastada y colocar una nueva en su lugar:

    Proceso de reemplazo de la rótula

    Primero que nada, comencemos con los materiales que necesitarás para realizar este tipo de trabajos:

    • Un gato y soportes de gato.
    • Llave de tubo y llaves de diferentes tamaños.
    • Barra rompedora.
    • Alicates de punta fina.
    • Una lata de líquido penetrante (limpiador de metales).
    • Líquido limpiador de frenos.
    • Prensa de rótulas (puede ser usado) y equipo de seguridad.
    • También necesitarás un poco de cuerda elástica para sujetar algunos componentes en su lugar.

    Entonces, teniendo a la mano todas las herramientas necesarias lo primero que debes hacer es determina si tienes una suspensión de puntal o brazos de control. Esto se debe a que los procedimientos para los dos son ligeramente diferentes, y el que se explica aquí es para la suspensión de los brazos de control.

    El siguiente procedimiento también se aplica a las rótulas de suspensión que se presionan en la abertura del brazo de control. Estos son los tipos más comunes, especialmente para automóviles a los que no se les han quitado las articulaciones.

    Después del mercado, las rótulas pueden tener un diseño diferente, como remaches para montaje. El proceso para eliminarlos e instalar otros nuevos puede ser algo diferente. Inspecciona también las rótulas para ver si es necesario reemplazarlas (es posible que ya lo hayas hecho antes de comenzar el proceso).

    Pasos a seguir:

    Al seguir los pasos que te indicaremos ahora, podrás cambiar exitosamente la rótula de suspensión:

    Paso 1. Con el automóvil estacionado en un terreno plano y seguro, retira la tapa de la rueda y la tuerca del eje. Luego afloja las orejetas de la rueda cuyas rótulas.

    Paso 2. Utiliza un gato para levantar el automóvil del suelo y soportes para brindar un soporte seguro. Además, asegura los neumáticos traseros según sea necesario.

    Paso 3. Con el automóvil ahora levantado, retira las tuercas y la rueda.

    Paso 4. Quita la pinza de freno y cuélgala de forma segura con una cuerda elástica para proteger la línea de freno. Luego retira también el rotor del freno. Con estos pasos hechos, ahora tienes un acceso claro a las rótulas de suspensión, tanto superior como inferior. Si hay un sensor ABS, retíralo para evitar daños.

    (Lo más probable es que las tuercas y los pernos de los distintos componentes estén cubiertos por años de suciedad. Rocíalos con líquido penetrante para quitarlos más fácilmente. Deja que el limpiador se asiente antes de comenzar a trabajar en los distintos componentes).

    Paso 5. Ubica la rótula inferior y retira la chaveta que fija la tuerca almenada cortándola con unos alicates de punta fina.

    Paso 6. Ahora con una llave de tubo, afloja la tuerca almenada de la rótula inferior y retírela. Puede utilizar una barra de ruptura para proporcionar apalancamiento.

    Paso 7.  Ubica la rótula superior.

    Paso 8. La articulación tendrá una tuerca que la sujetará al nudillo. Quítalo con una llave de trinquete y fuerza la apertura de la sujeción para liberar el perno de la rótula.

    Paso 9. Presiona una palanca en el marco del automóvil y úsala para levantar el brazo de control superior del nudillo. Puedes usar un mazo de goma para martillar la rótula hacia abajo y acelerar la extracción.

    Paso 10. Separa el muñón de dirección del eje de la rueda y cuelga el eje con una cuerda elástica.

    Reemplazo de la rótula inferior

    Paso 11. Rocía la rótula inferior con líquido penetrante para facilitar su extracción.

    Paso 12. Con unos alicates de punta fina, retira el anillo de resorte (se encuentra en la parte superior de la junta). Algunos tipos de anillos deslizantes requieren martilleo con un destornillador.

    Paso 13. Prepara la prensa de rótula eligiendo los adaptadores adecuados que quitarán la junta. La prensa debe empujar hacia abajo la rótula desde la parte superior mientras que la copa de abajo presiona el brazo de control)

    Paso 14. Girando la prensa de rótula con una barra rompedora o cualquier otra herramienta adecuada, empuja la rótula hasta que se caiga a través del brazo de control.

    Paso 15. Limpia la superficie de asiento de la rótula en el brazo de control con líquido de limpieza de frenos. Inserta la nueva rótula y usa la herramienta de presión para empujarla hacia adentro. Usa la misma configuración que si quitara la junta, pero en la dirección inversa. Luego, gira la prensa hasta que sientas algo de resistencia y después déjela. Inserta el anillo de resorte.

    Reemplazo de la rótula superior y toques finales

    Estos son los últimos retoques:

    Paso 16. Usa la prensa para quitar la rótula superior del brazo de control.

    Paso 17. Usando el reverso de la configuración, empuja la nueva rótula en el brazo de control.

    Paso 18. Ahora es el momento de insertar la rótula en la hebilla. Puedes usar un gato y un mazo para forzarlo.

    Paso 19. Devuelve el eje a su lugar en el muñón de la dirección.

    Paso 20. Inserta la rótula inferior en el nudillo inferior y atornilla la tuerca almenada. Inserte el pasador de chaveta y dóblalo en los extremos para asegurar la tuerca.

    Por último, vuelve a instalar el conjunto de freno (pinza de freno y disco de freno). Reemplaza la rueda y aprieta las tuercas de la orejeta y del eje. Prueba el automóvil para asegurarte de que todo esté en perfecto estado.

    Algunos brazos de control superiores están unidos a la rótula. Si tu vehículo tiene este tipo de suspensión, es posible que no puedas reemplazar la rótula individualmente. Deberías cambiar los dos componentes juntos.

    • Una advertencia: asegúrate de un par de apriete adecuado cuando reemplaces los pernos. Un poco de torque resultara en una suspensión que se desmorona, mientras que un exceso de torque provocaría cortes y fallas del perno. Es aconsejable que sigas las recomendaciones del fabricante al apretar las tuercas.

    Consejos para la instalación de rótulas

    Cuando reemplaces una rótula o juntas, aquí te presentamos útiles consejos de instalación:

    • Asegúrate siempre de que la rótula sea la correcta para el año de fabricación, la marca y el modelo específico de tu vehículo.
    • Asegura una rótula de calidad para evitar tener que instalar una nueva pronto.
    • Cuando solo tengas un lado para reemplazar las rótulas, considera reemplazar las del otro lado también. Es probable que sea necesario cambiarlos en poco tiempo, incluso si no hay signos de eso en ese momento.
    • El uso de herramientas hace que el trabajo para quitar una rótula sea más seguro y rápido. Es recomendable tener los imprescindibles.
    • Durante la remoción y reinstalación de rótulas, evita golpear los diferentes componentes, ya que eso puedes dañarlos. Sé gentil.
    • El par de torsión correcto no se puede enfatizar demasiado. Garantiza el montaje seguro de componentes o conjuntos.

    No asuma que todo está correcto después de que hayas terminado con la instalación. Prueba el vehículo conduciendo una cierta distancia y verifica que no haya ruidos, dirección descuidada o rígida y otros signos de una mala articulación de la rótula. Si experimentas alguno de esos síntomas, intente solucionarlo. Mejor aún, haz que un mecánico calificado inspeccione el vehículo.

    Ahora que te hemos mostrado cómo reemplazar las rótulas, ¿qué pasa con el proceso de compra? Las decisiones correctas al comprar estos componentes determinan la vida útil o el rendimiento de las juntas recién instaladas. En el próximo segmento, verás eso.

    Conclusión

    Las rótulas de los automóviles mantienen unida virtualmente la suspensión. A pesar de su pequeño tamaño, estos componentes garantizan seguridad durante la conducción y viajes cómodos. Desafortunadamente, las rótulas de suspensión se encuentran entre las menos comprendidas y una de las más olvidadas.

    Si bien los propietarios de vehículos siguen revisando los neumáticos, los conjuntos de frenos, el motor y otras partes, solo algunos tienen en cuenta las rótulas. Con la amplia información sobre rótulas contenida en esta guía, ahora puede cuidar estos componentes vitales del automóvil.

    Sabrás cuándo una rótula se ha estropeado y cómo reemplazarla. Mejor aún, cómo mantener estas uniones y asegurarte de que funcionen durante miles de millas antes de que puedan mostrar un desgaste notable. No solo eso, sino también cómo elegir las mejores rótulas para reemplazar las que se desgastan.

    Con los conocimientos contenidos en la guía, sin duda, conducirás de manera segura y cómoda, con rótulas de suspensión que te permiten conducir el automóvil de manera adecuada y una suspensión que puede manejar diferentes condiciones de la carretera.

    También puede interesarte: Frenos de Discos, Tipos, Función Y Más

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir