Inyección Electrónica. Función, Partes, Tipos

Presente en todos los coches, diésel o gasolina, la inyección electrónica es una versión mejorada del sistema de inyección creado a finales del siglo XIX para los primeros motores de combustión interna.

Al permitir reducir el consumo de combustible y optimizar el rendimiento, la inyección electrónica se ha quedado como parte esencial de los coches de nuestra actualidad.

Es ligeramente diferente, en su implementación, dependiendo de si el motor es diésel o gasolina, pero su función básica es la misma. Aquí te mostraremos todo lo relacionado a la inyección electrónica, así que ¡Comencemos!

Inyección Electrónica
Juego de Inyectores
Índice()

    ¿Qué es la Inyección Electrónica?

    En términos generales, la inyección electrónica se puede definir como un sistema de inyección de combustible controlado por una computadora, que en realidad, es el módulo ECU.

    En efecto, el sistema de inyección electrónico básicamente está compuesto por inyectores, una bomba y un módulo de control. Por supuesto, tiene otros elementos que son muy importantes para una buena inyección, pero básicamente son estos tres.

    Los inyectores se encargan de propulsar un chorro de combustible a muy alta presión, para vaporizarlo, favoreciendo así su mezcla con el aire de combustión y, por ello, provoca la mezcla para quemar.

    La bomba, es la encargada de alimentar de combustible a los inyectores. Donde interviene la ECU, es haciendo de la inyección electrónica un sistema óptimo para controlar el consumo de combustible sin comprometer el rendimiento, dosificando la cantidad de combustible enviado a los cilindros de acuerdo con:

    • La relación aire/combustible óptima.
    • La presión del pedal en el acelerador.
    • El nivel de calor del motor.
    • Las condiciones atmosféricas, que pueden afectar la combustión.
    • Incluso, la calidad del combustible.

    La computadora recopila y analiza datos de varios sensores ubicados en todo el motor y el escape para optimizar la cantidad de combustible inyectado en el motor.

    Durante muchos años, los fabricantes han reemplazado el sistema de carburador por la inyección electrónica. Las dos tecnologías se utilizan para mezclar adecuadamente el combustible, pero el sistema de inyección electrónica es mucho más eficiente.

    Función de la Inyección Electrónica

    Los residuos de la combustión de hidrocarburos son esencialmente dióxido de carbono (carbono y oxígeno) y vapor de agua (hidrógeno y oxígeno). Pero esta combustión nunca es perfecta y además produce moléculas mucho más peligrosas como el monóxido de carbono.

    Desde hace un tiempo para acá, las normas anticontaminación exigen que estas emisiones no deseadas se reduzcan tanto como sea posible. Por eso los carburadores de antaño, muy toscos, han sido sustituidos por el sistema de inyección.

    Por lo tanto, cada cilindro tiene su inyector que proyecta el combustible y el aire en la cámara de combustión en forma de niebla. La mayoría de las veces, su caudal y la regulación de su mezcla son controlados por la electrónica del coche que, en tiempo real, adapta los parámetros a las distintas condiciones.

    Estas piezas, que juegan un papel fundamental, se encuentran bajo la micromecánica de precisión. El tubo es pequeño y las válvulas solenoides son muy sensibles.

    La inyección electrónica permite una combustión más eficiente, aprovechando el máximo de energía, a la vez que los gases residuales son menos contaminantes. Por ello, es el sistema que puede cumplir las regulaciones anticontaminación actuales. Y es por ello, que el sistema de carburador, se está quedando obsoleto.

    En el sistema de inyección electrónica, todo funciona bien siempre que el motor y el combustible estén limpios. Pero, en caso de impurezas en los circuitos, se modificará la inyección, se bloquea la admisión, la regulación es defectuosa, y la ECU envía demasiado combustible o muy poco.

    En fin el funcionamiento es caótico. La buena noticia, es que muchas veces, con solo limpiar el sistema, y sobre todo, los inyectores, se resuelve la falla.

    También te puede interesar Carburador: ¿Qué Es? Características, Funcionamiento

    Partes del Sistema de Inyección Electrónica

    El sistema de inyección controlado electrónicamente transmite los valores óptimos para el encendido y la inyección de combustible en todo momento durante el funcionamiento, lo que garantiza que obtengas el mejor rendimiento en cualquier situación.

    Gracias a los sistemas de inyección electrónica, los compromisos en el ajuste del motor son cosa del pasado. El carburador también ha quedado obsoleto y por lo tanto todos los ajustes manuales son superfluos.

    El ajuste del motor totalmente automático y el consumo optimizado con sistema de inyección controlado electrónicamente te garantizan, eficiencia en la combustión y el aprovechamiento de la energía y la potencia.

    Todo esto, gracias a una serie de componentes que conforman el sistema, y que veremos a continuación, con su función principal.

    1. El sensor de posición del cigüeñal o CKP

    El sensor CKP informa continuamente al ordenador de la posición del cigüeñal para proporcionar información sobre el régimen del motor. Es uno de los parámetros de referencia que usa el modulo ECU para realizar sus ajustes.

    2. El sensor de presión absoluta o MAP

    El sensor MAP informa a la ECU de la presión existente dentro del múltiple de admisión. Con esta información, la ECU puede ajustar la cantidad de combustible en la mezcla.

    3. La unidad de control electrónico o ECU

    La ECU es el corazón del sistema de inyección electrónico. Analiza la información entregada por los sensores, determina la carga y deduce de ella los puntos de ajuste para el punto de encendido, la cantidad de combustible y la duración del encendido.

    A continuación, el inyector inyecta la cantidad de combustible prescrita por el control en la cámara del cárter.

    Una bomba de inyección asegura que se mantenga una presión constante al nivel del inyector para que esté siempre en funcionamiento. Además de la inyección, la ECU también regula el flujo de agua y monitorea la presión de aceite.

    La ECU es la unidad que controla todos los parámetros del motor, y siendo así, forma parte de varios sistemas, no es de funcionamiento exclusivo para el sistema de inyección.

    4. La Bomba de combustible

    La bomba de combustible mantiene la presión en las líneas de combustible a un nivel constante. Así se garantiza que el inyector reciba en todo momento la cantidad suficiente de combustible a una presión óptima.

    En algunos modelos de coche, esta bomba es eléctrica y se encuentra sumergida en el tanque de gasolina.

    5. Inyector

    El inyector trabaja en perfecta armonía con el ciclo de combustión e inyecta la cantidad de combustible prescrita por la ECU. Pueden existir uno o dos, cuando el sistema se conoce como monopunto, o puede existir uno por pistón, mejor conocido como multipunto.

    La clasificación de los tipos de sistemas de inyección electrónica, se realiza por la posición del inyector.

    Tipos de Sistemas de Inyección Electrónica

    Los tres tipos más populares de sistema electrónico de inyección de gasolina son:

    • El sistema de inyección de un solo punto.
    • El sistema de inyección multipunto.
    • El sistema de inyección directa.

    La posición de los inyectores determina el tipo de sistema de inyección.

    1. El sistema electrónico de inyección monopunto

    El sistema de un solo punto utiliza uno o dos inyectores normalmente colocados sobre el cuerpo del acelerador y alimenta todos los cilindros. Este sistema se conoce como Inyección TBI o en inglés “trothle body injection”.

    Fue el primer sistema de inyección electrónica probado en masa. Incluso, en la actualidad, muchos coches lo siguen usando. El sistema monopunto es el menos eficiente de los tres, aunque sigue siendo mejor que un carburador.

    2. El sistema electrónico de inyección multipunto

    En este sistema, los inyectores se encuentran por encima de las válvulas de admisión. La gasolina ingresa a la cámara de combustión solo cuando se abre la válvula de entrada.

    Una de las ventajas de este tipo de admisión es que el carburante enfría la válvula y la limpia a medida que ingresa al motor. En este sistema, existe un inyector para cada uno de los cilindros del motor.

    3. El sistema electrónico de inyección directa

    El sistema de inyección directa también utiliza un inyector por cada cilindro, pero su particularidad es que el combustible se inyecta directamente en la cámara de combustión.

    La apertura de la válvula de admisión solo controla la admisión de aire. La principal ventaja es la reducción de combustible requerido para la combustión completa. En otras palabras, la mezcla de aire / gasolina es mucho más pobre en combustible y permite una gran economía de gasolina.

    La gran desventaja es la acumulación de depósitos de carbón en la válvula de admisión y el colector. Este sistema es el que se está usando más en los vehículos actuales, porque existe un mejor control de la combustión y menos contaminación.

    Inyección electrónica en los motores Diésel

    En la actualidad, todos los coches a gasolina, tienen sistemas de inyección electrónica. Y entre estos, los más vistos son los multipuntos y los de inyección directa.

    Pero, en los vehículos diésel, existe una pequeña diferencia en sus sistemas de inyección, en comparación a los vehículos de gasolina.

    Muchos de los sistemas a gasolina están equipados con inyección directa, es decir que los inyectores se colocan directamente en el cilindro, para optimizar la vaporización del combustible y así permitir la mejor mezcla posible.

    Esto favorece una combustión completa, por lo tanto menos contaminación y mejor rendimiento.

    Pero los vehículos Diésel tienen lo que se conoce como “Inyección indirecta”. En este sistema, los inyectores se colocan en una “cámara de precombustión”, conectada a la propia cámara de combustión, favoreciendo una buena mezcla aire/diésel y, sobre todo, permitiendo la precombustión del diésel, para un mejor rendimiento.

    Esto es así por las características propias del Diésel y de la forma de trabajo de este tipo de motores. Y aunque esta configuración ayuda mucho a la quema perfecta del combustible, lo cierto es que el gasoil sigue siendo muy contaminante, y necesitará siempre filtros de salida en el escape.

    Inyección Electrónica
    Inyector Diesel

    Síntomas De Una Falla De Inyector

    También te puede interesar Tanque de Combustible del Vehículo

    Puedes detectar la falla del inyector por los siguientes síntomas:

    • Consumo excesivo de combustible. Si el indicador de combustible baja más rápido de lo normal, podría significar que para producir la misma potencia, el motor está pidiendo más combustible porque la combustión está mal.
    • Olor a combustible en el habitáculo. Esto significa que parte del combustible no se quema.
    • Humo negro del escape. El combustible no se quema bien.
    • Pérdida de poder. Tienes la impresión de que tu coche no tiene la misma respuesta que antes, como si el motor estuviera débil.
    • Sacudidas al acelerar. Experimentas “fallas de encendido” cuando presionas el pedal del acelerador, como si el motor se estuviera ahogando.
    • Dificultad para arrancar. El motor de arranque funciona cuando se gira la llave, pero el motor no arranca.

    Pero todos estos síntomas son también atribuibles a otros componentes de tu coche, por lo que se recomienda conectarlo a un escáner y realizarle un diagnóstico técnico.

    Los inyectores son piezas de precisión muy robustas. Manteniendo el motor adecuadamente y suministrándolo con combustible de calidad, puedes viajar fácilmente 300.000 km con un juego de inyectores.

    No esperes que el indicador de gasolina llegue a cero para recargar de gasolina. La suciedad y los depósitos en el tanque pueden ser absorbidos por la bomba y contaminar el sistema, generando fallas en los inyectores. Recuerda que el sistema es muy preciso, y la suciedad lo descontrola.

    Cambia el filtro de combustible con regularidad y, especialmente si viajas mucho por la ciudad, recuerda limpiar tu motor de vez en cuando. O con aditivos o a la antigua. Esto es, recorrer unos quince kilómetros a 80 km/h en tercera. Tu motor se mantendrá acelerado y quemará la suciedad.

    A pesar de todo, en ocasiones es necesario intervenir en el garaje para limpiarlos. La mayoría de las veces, cuando el inyector está dañado o está obstruido, el técnico intentará realizar una limpieza y descartar la falla por suciedad. Si la falla continúa después de limpiarlo, se debe cambiar.

    Cuando se toma la decisión de sustituir inyectores, es preferible que se revisen todos para cambiar los que están dando fallas, para aprovechar la intervención. Incluso muchos recomiendan cambiarlos todos.

    Pero nosotros sabemos que son piezas costosas, y si no está fallado, no es necesario cambiarlo. Revísalos con tu mecánico uno por uno, y solo cambia los que sean necesarios cambiar. Luego anota los que ya cambiaste para que lo tengas en tu registro.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir