Las 4 Fallas Comunes del Solenoide de Arranque y Qué Hacer

El solenoide de arranque es el dispositivo responsable de transferir la corriente eléctrica necesaria, de la batería al motor de arranque. Y como podrás inferir, tiene una gran importancia su funcionamiento correcto. Aquí te mostraremos las fallas comunes del Solenoide de Arranque y qué hacer al ocurrir alguna de estas.

Si bien no es muy común que el solenoide de arranque se dañe, podría pasar debido al calor excesivo, la humedad o el cableado defectuoso. Afortunadamente, el solenoide de arranque puede avisarte cuando está a punto de fallar antes de que lo haga.

Este artículo cubre los signos más comunes de un solenoide de arranque defectuoso, junto con las causas comunes que pueden dañar tu solenoide. También te proporcionamos una guía paso a paso para reemplazar el solenoide de arranque, que puedes hacer tu mismo para ahorrar en costos de mano de obra.

Las 4 Fallas Comunes del Solenoide de Arranque
Solenoide de arranque
Índice()

    ¿Qué es el Solenoide de Arranque?

     El solenoide de arranque es uno de los componentes más olvidados, y a la vez importantes, del sistema de encendido.

    El solenoide de arranque es responsable de recibir la energía de la batería del relé de arranque y de activar el motor de arranque para que el motor funcione. Por lo tanto, sin un solenoide de arranque, el circuito eléctrico no está completo y el motor no puede arrancar.

    Además de transferir la corriente de la batería, el solenoide de arranque es responsable de crear una fuerza electromagnética para generar la fuerza mecánica requerida para mover el piñón. Una vez que se mueve el piñón, se pone en marcha el volante del motor.

    El solenoide de arranque está hecho para ser muy duradero y es muy poco común lidiar con un dispositivo de estos defectuoso. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de falla por diferentes circunstancias.

    Cómo Funciona el Solenoide de Arranque

    Podemos separar el funcionamiento del solenoide de arranque en tres etapas claramente distinguibles.

    La Succión

    La succión consiste en el movimiento que se realiza para que el piñón de ataque se acople a la corona o volante del motor. Cuando colocas la llave de tu coche en posición de encendido, la energía de la batería alimenta la bobina de succión, generando este pequeño movimiento, que es clave para que realmente funcione.

    La Retención

    Luego de realizado el movimiento de succión, el contacto principal de la placa se cierra, quitando el flujo de corriente de la bobina de succión y alimentando con este mismo flujo, a la bobina de inducido y la bobina inductora. Todo esto tiene como nombre, retención.

    Por esta acción, el inducido gira a alta velocidad, y con una fuerza tremenda, para mover el motor y provocar el arranque.

    El Retorno

    En este punto, se realiza el retorno del émbolo por medio del resorte de retorno. Este retorno se activa, cuando la llave vuelve a la posición normal de encendido del coche. Las bobinas de succión y de retención, se anulan mutuamente, perdiendo la fuerza que mantiene en posición al émbolo.

    Fallas Comunes del Solenoide de Arranque

    Como cualquier otro componente de tu vehículo, el solenoide de arranque te avisa cuando falla antes de que lo haga. Hay signos muy comunes de un solenoide de arranque defectuoso.

    Algunos de ellos son fáciles de detectar, mientras que otros son un poco más complicados y requieren cierto nivel de agudeza antes de detectarlos.

    1. El solenoide de arranque hace un clic rápido

     Como conductor, siempre debes recordar que escuchar cualquier ruido extraño proveniente de tu vehículo no es una buena señal, ya sea que provenga del solenoide de arranque u otras partes.

    Una vez que escuches estos ruidos, debes tomar medidas inmediatas y hacer que un mecánico profesional inspeccione y repare el vehículo. Si bien algunos de estos sonidos pueden ocurrir debido a problemas simples, otros sonidos pueden ser muy graves y pueden referirse a daños importantes.

    Uno de los primeros y más comunes signos de un solenoide de arranque defectuoso es escuchar extraños sonidos de clic rápido. Estos sonidos ocurren porque el solenoide no recibe la cantidad adecuada de corriente eléctrica.

    Una de las principales razones de este problema son las conexiones sueltas y los problemas con el cableado.

    2. El motor de arranque sigue girando

    Cuando sueltas el botón de arranque o apagas el encendido, el motor de arranque debe dejar de girar. Sin embargo, con un solenoide de arranque defectuoso, el motor de arranque no entenderá cuando apagar el interruptor y continuará girando.

    Una de las primeras causas de un arranque que gira continuamente, es una superficie del solenoide de arranque derretida o dañada debido al alto calor. Este problema debe resolverse para evitar tener que lidiar con daños complicados que requieran costos de reparación muy altos.

    3. Un clic procedente del solenoide sin rotación del motor de arranque

    Cuando realizas la acción de encendido con la llave, el solenoide del motor de arranque se mueve, luego el motor de arranque gira para hacer funcionar el motor.

    A medida que tu solenoide de arranque se daña, es posible que escuches el sonido de un clic y el ligero movimiento en el solenoide de arranque, pero no verás una rotación de arranque correspondiente y, por lo tanto, el motor no arrancará.

    En este caso, la culpable puede ser una conexión de solenoide rota debido a erosión, rotura o suciedad.

    4. El engranaje impulsor no se restaura en el momento adecuado

     Cuando el solenoide de arranque comienza a fallar, el resorte de retorno puede debilitarse cada vez más, lo que resulta en una acción inversa de la corona del volante del motor.

    Esta acción inversa generalmente ocurre cuando el engranaje impulsor no se restaura en el momento adecuado. Si ocurre seguido, esta falla puede acarrear otras fallas en el mismo motor de arranque.

    También te puede interesar: Las 4 Fallas Más Comunes de la Bomba de Agua + Como Reparar

    ¿Qué causa un solenoide de arranque defectuoso?

    Hay muchas razones que dan como resultado un solenoide de arranque defectuoso, que incluyen:

    Problemas con el cableado

     Es muy común lidiar con cables sueltos o mal conectados en el sistema de arranque de tu coche.

    A medida que estos cables se estropean, el solenoide de arranque no recibirá la cantidad correcta de suministro de corriente, lo que provocará daños.

    Debes estar atento al estado del cableado para que no suceda esto. Revisar las conexiones, que no estén sulfatadas, sueltas o flojas.

    Problemas relacionados con la generación de calor

    El solenoide de arranque no está hecho para soportar altas corrientes durante períodos muy largos. Esta alta corriente genera mucho calor que podría dañar permanentemente el solenoide.

    Cuando dejas el interruptor de encendido en la posición de “encendido” durante mucho tiempo, el solenoide de arranque se dañará debido a la exposición prolongada al calor generado por alta corriente.

    Problemas con demasiada humedad

     Como la mayoría de las piezas relacionadas con la electricidad, debes evitar que el motor de arranque reciba humedad, para mantener su vida útil.

    Si la humedad llegara al solenoide de arranque, notarías un sonido de clic seguido de un motor de arranque que no arranca. Esta humedad causa la corrosión del solenoide, lo que resulta en una reducción significativa de la eficiencia del solenoide.

    Pernos demasiado apretados

    El solenoide de arranque es uno de esos componentes del vehículo en los que no es necesario apretar demasiado por ningún motivo.

    A medida que aprietas demasiado los pernos del solenoide de arranque, existe un alto potencial de dañar o doblar estos pernos dentro del solenoide de arranque. Como resultado, la corriente eléctrica y, por lo tanto, la eficiencia del solenoide de arranque caen significativamente.

    Las 4 Fallas Comunes del Solenoide de Arranque
    Motor de arranque con el solenoide en la parte superior

    ¿Qué debo hacer cuando el solenoide de arranque falla?

    Si has notado alguno de los signos mencionados anteriormente de un solenoide de arranque defectuoso, debes llevar tu vehículo a un mecánico profesional, hacer que lo inspeccionen y que se encargue de cualquier reparación.

    Algunas de estas reparaciones pueden ser tan simples como reemplazar algunos de los sistemas de cableado, mientras que otras reparaciones pueden requerir reemplazar toda la parte del solenoide de arranque.

    Antes de tomar cualquier decisión de reparación final, primero debes confirmar con el mecánico que el solenoide de arranque es el culpable porque otros componentes pueden afectar la funcionalidad del solenoide de arranque dentro del sistema.

    Esto es lo que debes hacer para solucionar los problemas de tu solenoide de arranque:

    • Mientras mantienes la batería conectada, pon los frenos de emergencia y coloca el vehículo en punto muerto o estaciona.
    • Con un voltímetro, inspecciona la batería y asegúrate de que no haya ningún problema con la batería.
    • Regresa al asiento del conductor y enciende el interruptor de encendido mientras monitoreas las luces del tablero.
    • Prueba el voltaje en los cables de tamaño mediano de la batería y asegúrate de que haya aproximadamente 12 voltios en este cable.
    • Saca el puerto rojo conectado al solenoide de arranque y conéctalo a un cable de puente y observa si hay chispas.
    • Haz que un asistente encienda el interruptor y escucha el ruido metálico que indique el encendido del motor de arranque.
    • Si no lees 12 voltios en el voltímetro y el motor de arranque no se activa, hay un problema con el solenoide del motor de arranque y debes reemplazarlo.

    ¿Cómo reemplazar un solenoide de arranque?

    Si confirmaste que el solenoide de arranque es el culpable de la falla en tu sistema de arranque, debes reemplazar el solenoide.

    Dado que el solenoide de arranque no es muy caro, podría valer la pena aprender a reemplazar el solenoide de arranque tú mismo en lugar de gastar dinero en costos de mano de obra.

    Toma en cuenta el siguiente paso a paso.

    • Levanta tu vehículo con un gato y un soporte de gato. Si nunca antes has levantado tu vehículo, es importante que consultes el manual del propietario del vehículo para obtener instrucciones más detalladas. Si no tienes una copia del manual, puedes descargar una de Internet u obtener una copia de tu mecánico local.
    • Una vez que el vehículo esté elevado, desconecta los cables de la batería para evitar descargas eléctricas mientras trabajas con el coche.
    • Ubica el motor de arranque de tu vehículo, accediendo por debajo del coche. Si no puedes encontrarlo visualmente, puedes consultar el manual del propietario para obtener más detalles.
    • Antes de desconectar el motor de arranque, asegúrate de tomar nota de la posición de las conexiones, o toma una foto y observa qué cable está conectado a qué lado. Uno de los cables debe estar conectado a la batería y no deseas cambiar estos cables cuando vuelva a instalar el motor de arranque.
    • Desconecta el motor de arranque con una llave y un destornillador y, si es necesario, saca los tornillos de montaje del motor de arranque.
    • Ya con el motor de arranque desmontado, ubícate en un lugar más cómodo.
    • Ahora, desconecta el solenoide de arranque del propio motor de arranque desatornillando los dos pernos grandes.
    • Compara el solenoide antiguo con el nuevo para asegurarte de que obtuviste el correcto.
    • Vuelve a instalar el nuevo solenoide deslizándolo primero hacia el motor de arranque y luego atornillándolo suavemente.
    • Vuelve a instalar el motor de arranque en tu vehículo y asegúrate de seguir lo anotado al conectar los cables.
    • Prueba tu vehículo y asegúrate de que todo funcione correctamente. Ten en cuenta que si el vehículo no arranca, es posible que el problema no esté relacionado con una instalación incorrecta, podría ser otro componente en el sistema de arranque, causando el problema.

    A veces, el problema de arranque puede estar relacionado con el motor de arranque en sí y no solo con el solenoide del motor de arranque. En ese caso, desafortunadamente, debes reemplazar todo el motor de arranque, y éste, es costoso.

    Conclusión

    También te puede interesar: Las 5 Fallas Más Comunes del Carburador + Como Repararlas

    El solenoide de arranque es responsable de transferir la corriente eléctrica de la batería al motor de arranque para que el motor funcione. Si bien no es muy común tener un solenoide de arranque dañado, hay signos comunes que esta guía te puede ayudar a identificar.

    Si notaste alguna de estas señales, primero debes hacer que un mecánico profesional inspeccione el vehículo para confirmar que el solenoide de arranque está causando el problema y, en segundo lugar, para resolverlo.

    Un solenoide de arranque dañado puede ser un dolor de cabeza y podría provocar problemas importantes en el vehículo. Por lo tanto, debes ocuparte de él lo antes posible.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir