4 Fallas Comunes del Sensor de Temperatura + Como Reparar

¿El sensor de temperatura de tu automóvil está funcionando mal o no funciona en absoluto? La temperatura del motor de tu automóvil es vital para su funcionamiento, y es indispensable un sensor en buenas condiciones. ¿Cuáles son Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura? Aquí te las explicaremos.

En los automóviles modernos, el sensor de temperatura también ayuda a la computadora del motor a establecer una mezcla adecuada de aire y combustible. Eso es importante tanto para el ahorro de combustible como para la longevidad del motor.

Pero averiguar qué está causando que este sensor falle o se comporte de manera errática no es un caso sencillo de “quitar y poner”. Es probable que necesites solucionar algunos problemas asociados.

Cuáles son Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura
Cuáles son Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura
Índice()

    El Sensor de Temperatura

    En un automóvil con motor de combustión interna, el sistema de refrigeración mantiene la temperatura óptima del motor y evita que se sobrecaliente. Un sensor de temperatura del refrigerante del motor o ECT, mide la temperatura del refrigerante líquido.

    Un sensor típico de temperatura de enfriamiento del motor es un termistor de coeficiente de temperatura (NTC), lo que significa que su resistencia eléctrica disminuye cuando aumenta la temperatura.

    La punta del sensor ECT sobresale en uno de los pasajes del sistema de enfriamiento y se sumerge en el refrigerante.

    Muchos automóviles tienen más de un sensor de temperatura de refrigerante. En la mayoría de los automóviles, el sensor ECT primario (sensor ECT 1) se instala cerca del termostato en la culata o bloque de cilindros o en la carcasa del termostato.

    Algunas marcas instalan un segundo sensor de temperatura del refrigerante en otra parte del motor o en el radiador.

    Algunos automóviles utilizan un sensor de temperatura de culata de cilindros o un sensor CHT en lugar del sensor ECT, o ambos inclusive. El sensor CHT funciona de la misma manera, pero mide la temperatura del metal de la culata y no está sumergido en refrigerante.

    Esto permite que el sensor CHT mida la temperatura del motor correctamente incluso con pérdida de refrigerante. Esto puede ayudar a prevenir el sobrecalentamiento.

    Un sensor ECT está conectado a la computadora principal (módulo de control del tren motriz o PCM). El PCM suministra un voltaje de referencia, típicamente 5 voltios, y monitorea constantemente la señal del sensor ECT.

    Basado en esta señal, el PCM ajusta el rendimiento del motor y opera los ventiladores eléctricos del radiador, cuando la temperatura alcanza un nivel predeterminado.

    Si falta la señal del sensor, o está fuera del rango esperado, el PCM enciende la luz Check Engine y almacena el código de problema relacionado en su memoria.

    Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura

    Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura son las siguientes:

    1. Lectura errática de temperatura en el tablero

    Uno de los problemas comunes es cuando el sensor tiene una mala conexión en el interior, o en el conector, o en el mazo de cables. Esto causa interrupciones en la señal al PCM y el PCM establece la falla.

    En algunos automóviles, los síntomas de este problema se manifiestan como lecturas erráticas en el indicador de temperatura ubicado en el tablero. El funcionamiento del motor puede cambiar, y funcionar en modo a prueba de fallas.

    El aire acondicionado puede dejar de funcionar y los ventiladores del radiador pueden funcionar constantemente. Si alguno de los cables está dañado o en cortocircuito, podría causar muchos códigos de falla diferentes.

    2. Encendido de la luz “Check Engine” en el tablero

    La corrosión en los terminales o conectores del sensor también pueden causar fallas relacionadas con el sensor. La contaminación del agua en el conector del sensor puede causar diferentes códigos de fallas también. Dependiendo de la severidad de la corrosión, el conector y el sensor CHT deben limpiarse o reemplazarse.

    Por lo general, la reparación implica la instalación de un nuevo sensor y la adaptación de algunas piezas relacionadas.

    Muchos códigos de luz Check Engine relacionados con el sensor ECT también podrían deberse a otras razones, como un termostato defectuoso o problemas con el sistema de enfriamiento, incluida incluso una junta de culata con fugas.

    El problema debe diagnosticarse correctamente. Por supuesto, considerando que el sensor ECT no es una pieza costosa, a menudo se recomienda reemplazarlo si se sospecha que funciona mal.

    3. Sobrecalentamiento

    Aunque el sobrecalentamiento no es una falla exclusiva de este sensor, sí se presenta en los casos que el sensor falle y no encienda los ventiladores de radiador. El encendido de los ventiladores de radiador, es controlado por la PCM de acuerdo a la señal que recibe de este sensor.

    En estos casos, debes revisar el sensor junto con sus conexiones y verificar por qué no llega la señal. Por lo general, el sensor se cambia por uno nuevo.

    4. Problemas de mezcla en el motor

    Los problemas de mezcla en el motor son observables de dos maneras. Por el color del humo en el escape, y por la calidad del ralentí. Si el ralentí es pobre y el coche no se mantiene encendido, existe una falla de mezcla.

    Si el humo en el escape es muy oscuro, significa que la mezcla tiene problemas también. Y los dos casos pueden estar influidos por el sensor de temperatura ECT.

    Lo ideal en estos casos es comprobarlo por medio del escáner, ya que las fallas de mezclas no necesariamente pueden ser por culpa de este sensor, existen muchas otras posibilidades.

    Formas de Probar el Sensor de Temperatura

    Debido a que la punta del sensor debe sumergirse en refrigerante, el bajo nivel de refrigerante o las bolsas de aire dentro del sistema de enfriamiento pueden hacer que la señal del sensor sea incorrecta.

    El nivel de refrigerante siempre debe comprobarse primero cuando se trata de problemas en el sistema de refrigeración. El conector del sensor ECT debe revisarse para ver si hay clavijas dañadas o corrosión.

    Hay varias formas de probar el sensor ECT, generalmente puedes encontrar la forma correcta en el manual de servicio de tu coche, ya que cada marca y modelo varían en cuanto a la posición del sensor y las instrucciones.

    Prueba de la resistencia del sensor ECT / CHT: una forma es medir la resistencia del sensor a diferentes temperaturas del motor y comparar las lecturas con las especificaciones enumeradas en el manual de servicio.

    Por ejemplo, probamos la resistencia del sensor ECT en el automóvil. La resistencia del sensor solo se puede medir cuando el sensor está desconectado del circuito. La razón es que si mides la resistencia de cualquier componente eléctrico que aún esté conectado al circuito, la medición no será precisa.

    Luego que tengas el valor de resistencia en modo reposo, enciende el vehículo y deja que caliente de forma normal, y vuelves a medir. La resistencia debe haber bajado, si el sensor está bueno. Las especificaciones de resistencia varían según la marca del ECT, y deben estar listadas en el manual de usuario de tu coche.

    Comprobación del voltaje del sensor ECT / CHT: otra forma de probar el sensor es medir el voltaje a través de los terminales del sensor con el encendido en ON, pero sin encender el coche.

    El sensor está conectado a la computadora del motor (PCM). El PCM suministra el voltaje de referencia de 5 voltios, otro cable es la tierra del sensor. Primero se deben verificar tanto el voltaje de referencia como la tierra. Dado que la resistencia del sensor cae a medida que el motor se calienta, el voltaje también cae.

    Por ejemplo, cuando el coche esta frío, la medición está cercana a los 4 voltios. En un motor completamente caliente, el voltaje cae a un voltio aproximadamente.

    Con el sensor desconectado, el multímetro mostrará 5 voltios. Si no hay voltaje, sabrás que el circuito está abierto o en corto a tierra. Por ejemplo, uno de los cables del sensor podría romperse o frotarse contra una pieza metálica y provocar un cortocircuito.

    Compara las lecturas del sensor ECT o CHT con otros sensores de temperatura: un ejemplo de otro sensor que mide la temperatura es el sensor del aire de admisión (IAT).

    Si el automóvil ha estado estacionado durante la noche, la temperatura del motor (ECT o CHT) y la temperatura del sensor IAT ubicado en la admisión deben estar muy cerca. Verificamos las lecturas de ambos sensores en el automóvil que ha estado estacionado durante la noche.

    Deben ser iguales, y si existe alguna diferencia, debe ser mínima. Si la diferencia fuera mucho mayor, significaría que uno de los sensores mide la temperatura incorrectamente.

    Diagnóstico de problemas intermitentes del sensor de temperatura: si hay un problema intermitente en el circuito del sensor ECT o CHT, los técnicos usan una herramienta de escaneo para diagnosticarlo.

    Con la herramienta de escaneo conectada, un mecánico monitorea el voltaje del sensor mientras golpea ligeramente el sensor y mueve los cables y el conector. Un cambio de voltaje indicaría algún problema.

    Otra forma es monitorear la temperatura ECT. Para demostrarlo, se monitorea la temperatura del refrigerante con el escáner. Simulamos una mala conexión intermitente desconectando y volviendo a conectar rápidamente el sensor ECT. La temperatura descenderá momentáneamente y luego volverá a subir.

    ¿Por qué el sensor ECT muestra -40 ° C?

     Cuando se desconecta el sensor ECT, la herramienta de escaneo mostrará -40 grados Celsius. Esta función es útil al diagnosticar códigos de falla relacionados con el sensor ECT.

    Cuando el PCM establece el código de falla, también almacena el cuadro congelado, que es una instantánea de los principales parámetros en el momento de la falla. Si el cuadro congelado muestra el ECT a -40 grados, significa que el circuito del sensor ECT estaba abierto en el momento de la falla.

    Podría ser un problema con el sensor, el conector o el mazo de cables.

    Reemplazo del Sensor de Temperatura

    En la mayoría de los automóviles, reemplazar el sensor ECT o CHT es fácil. En muchos automóviles, el sensor se sujeta con un clip. En otros automóviles, es posible que se requiera un enchufe profundo especial.

    Reemplazar el sensor de temperatura del motor no es muy caro. Después de que se reemplaza el sensor ECT, es necesario volver a llenar el sistema de enfriamiento y purgar las bolsas de aire.

    El sistema de refrigeración está bajo presión cuando está caliente. Si decides reemplazar el sensor ECT como un proyecto de bricolaje, debes consultar el manual de servicio para obtener instrucciones y precauciones de seguridad.

    Al reemplazar el sensor CHT, es importante apretar el nuevo sensor según las especificaciones.

    ¿Es necesario reemplazar el sensor ECT cada vez que se reemplaza el termostato? No, no es necesario. Sin embargo, puede haber una falla intermitente relacionada con el control de temperatura del motor y es difícil determinar si es el termostato o el sensor de temperatura del refrigerante.

    En estos casos, ambos se reemplazan generalmente al mismo tiempo. En algunos automóviles, la computadora del motor necesita ser reprogramada cuando hay una falla relacionada con el control de temperatura del motor.

    La seguridad

    Trabajar en tu automóvil puede ser complicado, especialmente cuando trabajas con superficies que nunca antes te habías molestado en limpiar. También puede ser peligroso, ya que los líquidos pueden estar muy calientes y algunas partes pueden caerte y lastimarte.

    Entonces, esto es lo que necesitarás para asegurarte de mantenerte a salvo y libre de accidentes.

    • Guantes de mecánico.
    • Camisa de manga larga para proteger tus brazos.
    • Una mascarilla o ventilador para evitar la inhalación de vapores químicos.
    • Protección para los ojos, con unas gafas de seguridad.

    Organiza tus herramientas para que todo esté a tu alcance. Esto es lo que necesitarás para hacer el trabajo.

    • Juego de Llaves.
    • Destornilladores Phillips y Planos.
    • Alicate Eléctrico.
    • Linterna o Luz de trabajo.
    • Escáner OBD2.
    • Cubo para drenar el refrigerante.
    • Nuevo sensor de temperatura, si es necesario cambiarlo.
    • Termostato nuevo, si es necesario cambiarlo.
    • Refrigerante nuevo.

    La causa más común de lecturas de temperatura defectuosas es un sensor de temperatura del refrigerante (ECT) dañado. La pieza, que normalmente se encuentra cerca del termostato de un vehículo cerca de la base del radiador. Consulta el manual del propietario o la guía de reparación.

    • Con un escáner OBD2, verifica si el ECT está proporcionando lecturas de temperatura en vivo.
    • Si no es así, ahí está tu problema. Será necesario reemplazar la pieza.
    • Deja que el refrigerante del automóvil se enfríe durante 15 a 20 minutos.
    • Para un mejor espacio libre, levanta la parte delantera de tu vehículo.
    • Retira la tapa del radiador.
    • Drena el radiador, de acuerdo con las instrucciones del manual de reparación de tu automóvil.
    • Desconecta el conector de cableado del sensor de temperatura.
    • Retira el sensor de temperatura.
    • Instala el nuevo sensor de temperatura.
    • Vuelve a conectar el conector de cableado.
    • Asegúrate de que todos los tapones de refrigerante estén seguros.
    • Agrega el refrigerante faltante y vuelve a colocar la tapa del radiador.
    • Baja tu auto.
    • Enciende el motor.
    • Espera a ver si el indicador de temperatura lee correctamente.
    • Mientras calienta, puedes verificar que no exista algún goteo del carro y esté mojando el suelo.
    • Haz una prueba de manejo.
    • Verifica para asegurarte de que el nivel de refrigerante no haya bajado. Si es así, rellénalo según sea necesario.
    • Y listo, ya realizaste el cambio de sensor.

    Reemplazo del Termostato

    La segunda falla más común es un termostato defectuoso. Esta pequeña parte gestiona el flujo de refrigerante desde el radiador hacia y desde el motor y puede atascarse para abrirse o cerrarse. Tampoco es bueno para tu motor.

    El termostato generalmente se encuentra en la parte superior del radiador o en su base. La única forma de probar un termostato es sacándolo por completo y sumergiéndolo en un balde de agua caliente para ver si se abre. A continuación, se explica cómo probar y reemplazar un termostato defectuoso.

    • Deja que el refrigerante del automóvil se enfríe durante 15 a 20 minutos.
    • Localiza el termostato.
    • Para un mejor espacio libre, levanta la parte delantera del vehículo con un gato.
    • Retira la tapa del radiador.
    • Drena el radiador, de acuerdo con las instrucciones del manual de reparación de tu automóvil.
    • Retira el termostato.
    • Para probar el termostato, sumérgelo en agua casi hirviendo. Si permanece cerrado, está dañado y debe reemplazarse.
    • Reemplaza el termostato.
    • Asegúrate de que todos los tapones de refrigerante estén seguros.
    • Agrega el refrigerante y vuelve a colocar la tapa del radiador.
    • Baja tu auto.
    • Enciende el motor.
    • Espera a ver si el indicador de temperatura lee correctamente.
    • Haz una prueba de manejo.
    • Verifica para asegurarte de que el nivel de refrigerante no haya bajado. Si es así, rellénalo según sea necesario.
    • Y listo, ya cambiaste el termostato.

    Diagnóstico de aire en el Sistema de Refrigeración

    Otra razón común para una falla del sensor de temperatura es que el aire haya ingresado al sistema de refrigerante. El aire se puede acumular cerca del sensor de temperatura o el termostato y causar lecturas defectuosas, o ninguna lectura.

    También puede afectar la eficiencia de enfriamiento general del automóvil. A continuación se explica cómo diagnosticar y reparar el aire en el sistema.

    • Levanta la parte delantera de tu automóvil, esto ayudará a eliminar el aire.
    • Con la tapa del radiador quitada, enciende el automóvil.
    • El refrigerante debe comenzar a circular a través del motor y si hay aire atrapado en el sistema, hará que burbujee el aire.
    • Deja que el coche se mantenga encendido hasta que se caliente, lo que puede llevar de 15 a 20 minutos.
    • Una vez que hayas visto que dejó de salir burbujas, vuelve a colocar la tapa del radiador.
    • Baja tu auto.
    • Haz una prueba de manejo.
    • Verifica para asegurarte de que el nivel de refrigerante no haya bajado. Si es así, rellénalo según sea necesario.
    • Y listo, ya sacaste el aire del sistema refrigerante.

    Diagnóstico de un grupo de instrumentos defectuoso

    El aficionado promedio puede necesitar un profesional para diagnosticar y reparar un grupo de instrumentos defectuosos. Si ya has verificado los tres posibles culpables anteriores y ninguno fue la causa, es más probable que haya algún problema con el grupo de indicadores.

    Lleva tu coche al taller de tu confianza y explícale al técnico todo lo relacionado a la falla. Mientras más información tenga, más rápido podrá resolver.

    Consejos Finales

    Estos son nuestros mejores consejos profesionales para ayudarte a diagnosticar Las Fallas Comunes del Sensor de Temperatura, y repararlo.

    Si observas una caída, o incluso una fluctuación, en la economía de combustible, es posible que tengas un sensor de temperatura o termostato defectuoso. Ambos ayudan a la ECU del automóvil a determinar la cantidad de combustible que ingresa al motor.

    Una luz de verificación del motor también puede indicarte que algo anda mal. Lo mismo ocurre con las fugas de refrigerante.

    Si estás atrapado en el borde de la carretera con una fuga en el radiador y solo una tienda de comestibles a la vista, puedes tapar la fuga vertiendo una clara de huevo cruda en el orificio de llenado del radiador. Esto solo debe hacerse en caso de emergencia, pero funciona.

    Si tu automóvil se sobrecalienta, enciende la calefacción y abre las ventanas. El calentador ayudará a disipar el calor del motor, y podrás llegar a buen destino.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir