Las 5 Fallas Comunes del Embrague

El embrague del coche es un tema muy importante que debes conocer sobre tu automóvil. Aquí te presentamos específicamente, las 5 fallas comunes del embrague, para que puedas identificarlas si llega a ocurrirte.

Cuando estás aprendiendo a manejar en un coche de cambios manuales, se te enseña que el pedal del embrague te permite iniciar suavemente el movimiento del automóvil y cambiar de marcha. Pero para muchos conductores, lo que sucede detrás del pedal sigue siendo un misterio.

¿Alguna vez te has preguntado qué sucede dentro del automóvil cuando presionas el pedal del embrague? ¿O por qué tienes que pisar el pedal del embrague antes de cambiar de marcha en una transmisión manual? Pues, sigue leyendo, intentaremos dar explicación a todo esto para que comprendas mejor las fallas comunes del embrague.

Las 5 Fallas Comunes del Embrague
Kit de embrague.
Índice()

    ¿Qué es el Embrague? Función del Embrague

    Para comprender la necesidad de un embrague, primero debemos comprender la anatomía de un automóvil con motor de combustión interna.

    Los motores de combustión interna tienen valores de par de fuerza muy limitados. Por esta razón, para cambiar efectivamente la velocidad del coche, los automóviles con motor de combustión interna necesitan un sistema de transmisión.

    El uso de la transmisión hace que el motor funcione a una velocidad de rotación óptima. Y al cambiar la marcha según las condiciones de conducción, la transmisión ayuda a controlar la velocidad del coche.

    En un automóvil con transmisión manual, cambiar de marcha no es una tarea fácil. Para tener un cambio de velocidad fácil con una transmisión manual, se debe interrumpir el flujo de potencia del motor a la transmisión.

    Sin embargo, no es práctico detener el motor solo para este cambio de marcha. El embrague se utiliza para este propósito. En resumen, el embrague es un mecanismo para desconectar el flujo de potencia de la transmisión sin detener el motor.

    Las 5 Fallas Comunes del Embrague
    Kit de embrague en su caja

    ¿Cómo Funciona un Embrague?

    La parte principal del embrague consta de un disco cubierto con material de alta fricción en ambos lados. Este disco está en el volante. Si una fuerza externa presiona el disco de embrague, también girará con el volante, debido a la fuerza de fricción.

    El eje de entrada de la transmisión está conectado al disco. Por lo tanto, cuando se aplica una fuerza externa al disco, la potencia del motor se transmitirá al sistema de transmisión.

    Esta fuerza externa es proporcionada por una placa de presión con un sistema de resorte. La tapa de este sistema está firmemente sujeta al volante. Por lo tanto, la placa de presión presionará firmemente el disco del embrague de fricción y la potencia del motor se enviará al sistema de transmisión.

    Pero este es el caso de la gestión normal. Entonces, ¿Cómo se realiza la desconexión de energía con el embrague?

    Para el desacoplamiento, se introduce un tipo especial de resorte en el conjunto de la placa de presión. Este resorte se conoce como diafragma. Para comprender mejor este resorte de diafragma, es mejor que asumas que el movimiento del resorte de diafragma se fija alrededor de este círculo.

    En este caso, si presionas la parte central del resorte, la parte exterior debe moverse en la dirección opuesta. El resorte del diafragma se encuentra entre la placa de presión y la tapa. El exterior del resorte del diafragma está conectado al disco de presión.

    Esto significa que si presionas el interior, el disco de presión se moverá del disco de fricción. Por lo tanto, el flujo de energía se desconectará de la transmisión. Esto es exactamente lo que sucede cuando presionas el pedal del embrague.

    Un sistema hidráulico transfiere el movimiento del embrague al centro del resorte de diafragma. Cuando se presiona este resorte, se interrumpe el flujo de energía. Durante este tiempo puedes realizar un cambio de marcha. El pedal del embrague se suelta después de cambiar de marcha y el flujo de potencia continúa nuevamente. Así es como funciona el embrague.

    En un embrague, puedes ver algunos resortes helicoidales en el disco de embrague. ¿Cuál es el propósito de estos resortes? Se utilizan para suavizar las fluctuaciones y vibraciones de la potencia del motor.

    Está claro que el concentrador y el disco no están conectados directamente. La potencia del motor llega primero al disco, luego se transfiere a los resortes y finalmente al cubo de salida. Esto significa que los resortes aliviarán la mayoría de las fluctuaciones de potencia y el movimiento transferido al vehículo será mucho más suave.

    Las 5 Fallas Comunes del Embrague
    Partes del embrague

    Fallas Comunes del Embrague

    El embrague deslizante es sin duda la falla más común del embrague del coche. Sin embargo, también pueden presentarse otras fallas que dependerán mucho de tu estilo de conducción y el trato que le des a tu coche.

    1. Embrague deslizante

    El patinaje o deslizamiento significa que el embrague ya ha comenzado a desgastarse. Es posible que notes un retraso o una vibración leve cuando el automóvil se está recuperando.

    Las RPM comienzan a aumentar más de lo necesario. Si ocurre algo de esto, se está dañando paulatinamente el embrague de tu automóvil y es hora de llevarlo al mecánico de confianza.

    El problema más común con los embragues en una transmisión manual es que comienzan a patinar o deslizar. Podrás ver esta manifestación si el contador de RPM se vuelve loco cuando aceleras.

    La sensación es como sostener el pedal del embrague y acelerar al mismo tiempo, incluso si no presionas el embrague.

    Entonces, si ves este síntoma, el auto acelera más lentamente y ya no puedes subir las pendientes con la misma facilidad que antes, entonces seguramente el problema es un embrague deslizando.

    ¿Por qué desliza el embrague?

    La fuerza de fricción entre el disco de embrague y el volante es la responsable del correcto funcionamiento del kit de embrague. Si este coeficiente de fricción es más bajo de lo habitual, el acoplamiento del motor a la transmisión ya no se transmite correcta y completamente y las superficies de contacto comienzan a deslizarse.

    Debido a esto, el rendimiento del embrague es muy bajo y se ve mejor cuando se trata de acelerar el automóvil. Tardará mucho más.

    El olor de humo en la cabina del coche. Si sientes un olor a quemado en el automóvil con más frecuencia, debes mencionar el hecho de que el embrague está desgastado.

    También te puede interesar: Las 5 Fallas Más Comunes del Carburador + Como Repararlas

    2. Problemas para cambiar de marcha

    Otro indicador de la falla del embrague del automóvil es cuando no cambia de marcha correctamente. Siempre que intentes cambiar una marcha, es posible que no se ponga en marcha de inmediato y requeriría algo de esfuerzo. Esa es una señal de un embrague de automóvil dañado.

    Notarás que cuando quieras cambiar de marcha, la palanca trabajará más duro, tendrás que tirar más fuerte para cambiar de marcha. Esta falla incluso, si no se trata a tiempo, puede dañar los engranajes de la transmisión.

    Si las velocidades son difíciles de cambiar, especialmente a bajas temperaturas, la mayoría de las veces significa que hay un problema con la placa de presión. Si este componente no funciona correctamente, el volante del embrague no se desconectará por completo y el automóvil debe ser revisado por un mecánico acreditado.

    3. Ruido agudo de chirrido

    Es posible que escuches un chirrido agudo cuando sueltes el pedal del embrague mientras conduces y desaparece después de presionar el embrague de nuevo. Eso se debe a los cojinetes de liberación del embrague desgastados.

    Esta falla te da cierto margen de acción, ya que, no inhabilita el coche por completo, pero debes moverte para realizar la reparación lo más rápido posible.

    Cuando el cojinete de presión falla, producirá un ruido y vibración específicos cuando se presione el pedal del embrague. Además, si el cambio de marchas es complicado, lo mejor será hacerte de un nuevo kit de embrague porque el actual no durará mucho.

    4. Temblores

    Cuando se acumula grasa o aceite o si conduces vadeando por carreteras anegadas, sentirás un temblor o vibración del motor cuando cambias de marcha a baja velocidad. Esto podría ser una señal de un embrague dañado si el problema persiste por mucho tiempo.

    Los temblores o vibraciones te avisan de un deslizamiento por secciones en tu embrague, indicando contaminación severa con aceite o grasa en el disco y plato, o desgaste escalonado en la pasta del disco de fricción. Debes realizar la reparación antes de que empeore.

    5. Embrague que no permite soltar

    Un embrague que no puede soltarse completamente cuando el pedal del embrague se presiona por completo hará que el disco gire el eje de entrada continuamente.

    Es posible que esto no permita que el conductor cambie la transmisión de neutral a una marcha, lo que hace que el motor se pare cuando se detiene. Un embrague que no se libera completamente puede tener la guaya estirada, el esclavo defectuoso o con fugas, aire en el cilindro o línea hidráulica o un cojinete piloto desgastado.

    Otras causas de un embrague que no se libera incluyen un buje del pedal del embrague desgastado, o exceso de aceite de engranajes que se encuentra en la transmisión.

    Cada embrague requiere un cierto volumen de esfuerzo en el pedal, sin embargo, si hay un endurecimiento inusual del pedal del embrague, debes verificar si hay atascos en el varillaje del pedal, la bola de pivote, el eje transversal del cable.

    Un sistema hidráulico bloqueado es capaz de aumentar el esfuerzo del pedal.

    Por qué falla un embrague

    Antes de reemplazar un embrague, será bueno inspeccionar el embrague viejo para saber por qué falló. Un ejemplo es cuando descubre un embrague empapado de aceite, debe revisar y reparar la fuga anterior antes de pensar en comprar un embrague nuevo.

    Si hay un gran desgaste en un embrague de diafragma, la causa puede ser que el cojinete de liberación no se instaló correctamente, cable de liberación pegado, autoajuste defectuoso, conducción imprudente.

    Otras fallas del embrague

    El motor acelera pero acelera más lentamente. Como explicamos anteriormente, el síntoma obvio de que el embrague patina es que el contador de RPM siempre está arriba cuando aceleras, por eso el auto acelera muy fuerte y es bastante molesto.

    El motor acelera, pero el coche no se mueve en absoluto. Este síntoma indica que el embrague se ha dañado por completo. Básicamente, las pastillas de la placa de presión del embrague se han desgastado al máximo y no encajan en absoluto.

    En este caso, no importa cuánto presiones el acelerador, la velocidad aumentará, el automóvil se quedará quieto y el contador de RPM estará en valores altos.

    Si notas debajo del pedal del embrague, en las alfombrillas, humedad o fugas de líquido, o en el compartimento del motor, fugas de líquido en la zona de la bomba hidráulica, es muy importante acudir inmediatamente a un taller de coches.

    Estas fugas son síntomas de un embrague defectuoso, de un componente defectuoso en el sistema hidráulico.

    Un embrague patinando o dañado, es una falla común causada por errores de conducción y la falta de interés para manejar el embrague correctamente. Conducir con un embrague patinando es incómodo y peligroso. En la mayoría de los casos, todos los conductores pueden prevenir estos problemas eliminando los malos hábitos que conducen a un embrague defectuoso más rápido.

    Lo mejor es llamar a un servicio autorizado, porque en esta operación se debe desacoplar la caja de cambios, se retirarán tantas piezas y sería bueno que lo reinstalaran personas responsables y con la experiencia adecuada.

    Si tienes un estilo de conducción más deportivo, el kit no te durará mucho. Pero si tienes un estilo de conducción más tranquilo y correcto, entonces puedes mantenerte sin problemas por más de 150.000 kilómetros.

    Si ves que tienes que pisar con más fuerza el pedal del embrague o, por el contrario, es más suave y su posición no es normal, entonces es bueno ir a servicio porque el pedal se puede bloquear.

    En esta situación, la palanca conectada a la placa de presión está gastada y necesita un reemplazo, o la bomba hidráulica ya no funciona.

    Malos hábitos que conducen a un desgaste rápido del embrague

    Si vives en una ciudad metrópolis, el horario habitual de conducción durante las horas pico debe ser el mismo: Embrague, Freno, Embrague, Freno, y así sucesivamente.

    Esto causa estragos en el embrague de tu automóvil. Conducir en ciudad o el uso continuo y tedioso del embrague pasa facturas al coche, al motor y al propio plato del embrague. Según tu estilo de conducción y varios otros factores, el embrague de tu automóvil sufre un desgaste importante.

    • Si el embrague se usa a menudo en una carretera en mal estado, y si se usa todos los días en una zona concurrida con presiones frecuentes y repentinas del embrague, este aspecto dañará mucho el embrague.
    • Cuando estés parado en un semáforo o cuando tu automóvil se detenga, asegúrate de no accionar el pedal del embrague mientras el automóvil está en reposo. Detén el automóvil, pon la marcha en punto muerto y usa el freno si estás en una pendiente.
    • El estilo de conducción de un automóvil es muy importante para la vida útil del embrague. Si el estilo de conducción es malo, deberás cambiar el embrague con más frecuencia.
    • Cambio lento de marchas. Este es un fenómeno habitual en los conductores más nuevos. Mientras presionas el pedal del embrague, asegúrate de cambiar la marcha rápidamente y no demorarte con el pedal del embrague presionado.
    • Es posible que tengas la costumbre de mantener la mano en la palanca de cambios mientras conduces. Esto no es una buena noticia para ti. Poner la mano en la palanca de cambios ejerce presión sobre las horquillas, lo que a su vez dificulta la rotación del collar giratorio, lo que puede convertirse rápidamente en una reparación costosa.
    • Trata de no usar el pedal del embrague para apoyar el pie cuando el automóvil está en marcha. Este hábito es muy malo y perjudicial para el embrague.
    • “Arrastrar” se refiere a cuando ejerces una presión adicional sobre tu automóvil mientras está en una marcha más alta para acelerar. Si bien es bueno mantener un promedio, no se recomienda ir en una marcha más alta y conducir lento. La combinación recomendada de marcha y velocidad que ofrece el mejor kilometraje es 60 km/h en cuarta marcha.
    • Bueno, puede que seas un entusiasta de la conducción y te encanta la velocidad y las carreras, pero a tu automóvil no. Presionar el embrague y aumentar las RPM de 4000 a 5000 puede ser destructivo para todo el sistema de embrague del coche.
    • El hecho de que no pises el pedal del embrague hasta el fondo es otra cosa dañina para tu embrague. Además, mantener presionado el pedal del embrague en una intersección no es algo bueno. Si quieres prolongar la vida de tu embrague, intenta eliminar estos hábitos.

    ¿Cuántos kilómetros dura un embrague?

    Es un hecho que el embrague de un coche se desgastará por uso debido a la fricción generada por su funcionamiento, incluso en condiciones normales. El embrague se usará bastante debido al cambio permanente de velocidades. Entonces, ¿Cuánto dura el embrague en un automóvil con transmisión manual?

    La realidad es que es imposible responder porque existen muchas variables. Probablemente hayas escuchado de personas que dicen que su embrague se ha desgastado por debajo de los 50.000 kilómetros. Otros te dirán que funcionan perfectamente por encima de los 150.000 kilómetros. Esta diferencia en la vida útil del embrague depende de cómo se usa el embrague y dónde se usa.

    La vida útil del embrague varía de un automóvil a otro y de un usuario a otro. Desde los hábitos de conducción hasta las condiciones en las que conduces, hacen variar la vida útil de tu embrague.

    Si conduces sin problemas, manteniendo el kilometraje de tu automóvil, entonces el embrague puede durar hasta 100.000 kilómetros.

    Las 5 Fallas Comunes del Embrague
    Instalación de un embrague

    Kits de Embrague Modificados

    También hay kits de embrague modificados o reforzados con Kevlar o baldosas cerámicas.

    Comencemos con el embrague reforzado con Kevlar. Si a tu coche se le ha realizado algún trabajo para mejorar la potencia, el disco de embrague tendrá mucha más demanda, especialmente en los motores diésel donde el par aumenta significativamente.

    Entonces, la primera solución sería cambiar o fortalecer el disco antiguo. Reemplazar el material de fricción con Kevlar que es mucho más resistente, especialmente a altas temperaturas.

    Esta sería la primera opción de embrague después de un pequeño aumento de potencia. Un embrague reforzado con Kevlar te permite conducir “a diario” porque el acoplamiento será un poco más agresivo pero aún se puede conducir con regularidad por la ciudad.

    A esta operación también recurren aquellos con camionetas de carga que van todo el día con un auto lleno, o conductores que remolcan plataformas, caravanas o remolques.

    Una segunda opción, si aumentas mucho la potencia del coche, sería optar por un kit de embrague reforzado con placas cerámicas. Si optas por un embrague de este tipo, ya no podrás conducir el automóvil a diario, porque el acoplamiento del embrague es casi instantáneo, no hay acoplamiento progresivo.

    Este tipo de embrague tiene ventajas pero también desventajas. Por ejemplo, un kit de embrague de este tipo, que incluye la placa endurecida y el cojinete de presión, el disco de embrague reforzado con placas de cerámica resistirá potencias muy altas.

    Pero una gran desventaja sería que no hay posibilidad de acoplamiento de embrague progresivo, y gracias a que el acoplamiento será muy agresivo y brusco, por lo general, las cajas de cambios no duran demasiado.

    Algunas cajas de cambios se dañan después de 2.000 km de uso con este embrague. El embrague es muy duradero pero no las cajas de cambios, por lo que hay que tener en cuenta todos estos aspectos.

    Finalizando

    También te puede interesar: Función del Regulador del Alternador y Las 8 Fallas Más Comunes

    Como ya habrás notado, el embrague del automóvil es un componente complejo que involucra diferentes partes en su trabajo. Por lo tanto, es bastante obvio que si una de las partes no funciona correctamente, no es necesario reemplazar todo el sistema de embrague. Un pequeño cambio aquí, un pequeño reemplazo allá, y estará listo.

    Hagas lo que hagas, lo mejor sería recurrir a un servicio profesional, con antigüedad y buenas críticas, porque esta operación es muy compleja y si no se hace correctamente puedes tener grandes problemas adicionales.

    La regla de oro detrás de un embrague saludable y duradero es no conducir imprudentemente. ¡Es tan simple como eso!

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir