Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado

Puede pasar que quieras disfrutar del aire acondicionado en tu coche, y al encenderlo, sientes que no enfría en lo absoluto. Sospechas del compresor, pero… ¿Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado?

El compresor de aire acondicionado es un componente esencial del sistema de climatización de tu coche. Desempeña un papel importante en la presurización y el mantenimiento del gas refrigerante en circulación para que puedas tener una cabina climatizada.

El compresor del aire acondicionado funciona encendiéndose y apagándose continuamente, lo que lo hace propenso al desgaste. Al igual que cualquier componente mecánico de tu automóvil, tiende a fallar con el tiempo y necesita ser reemplazado.

Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado
Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado
Índice()

    Qué Hace el Compresor del Aire Acondicionado del Coche

    El compresor es la unidad de potencia del sistema de aire acondicionado que presuriza el refrigerante antes de enviarlo al condensador, que transforma el refrigerante de gas a líquido. Sin el compresor, el aire acondicionado simplemente no funcionará.

    Los compresores de aire acondicionado para automóviles han hecho de la conducción una experiencia placentera desde sus primeros días de implementación.

    El sistema de aire acondicionado para automóviles se introdujo en la industria automotriz, lo que permite que los usuarios viajen de un lugar a otro a una temperatura cómoda, reduciendo la temperatura interior de su vehículo.

    Cómo Funciona el Aire Acondicionado de tu Coche

    El principio de funcionamiento del Aire Acondicionado de tu Coche, es el mismo que tiene tu aire acondicionado residencial, con ligeras diferencias en el diseño de algunos de sus componentes, por obvias razones.

    Puedes considerar el compresor como el corazón del sistema de aire acondicionado de tu automóvil. En esencia, el compresor realiza para el sistema la misma función que hace tu corazón en tu cuerpo: proporciona la circulación de un fluido importante, el refrigerante, a través del sistema de aire acondicionado.

    El compresor también comprime el refrigerante de un estado gaseoso a un estado fluido, enviándolo al condensador que actúa como un “intercambiador de calor” eliminando el calor del refrigerante. Desde allí, el refrigerante pasa a una válvula de expansión o “tubo de orificio”, donde vuelve a su estado gaseoso.

    Un acumulador elimina la humedad del refrigerante y luego se transfiere al evaporador en la cabina de tu vehículo, generalmente debajo del tablero. Allí, el refrigerante frío, enfría el aire que pasa por el evaporador, que se asemeja a un pequeño radiador.

    El aire más frío y seco se envía por las rejillas de ventilación al interior de tu automóvil a través de un ventilador. Este es, en palabras resumidas, la explicación de cada uno de los componentes principales del aire acondicionado de tu coche.

    También te puede interesar Aire Acondicionado Automotriz – Función, Partes, Averías Y Más

    Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado

    Cuando el aire acondicionado del automóvil comienza a fallar, puede ser por el compresor defectuoso. Este te dará una serie de pistas que debes saber identificar para comprobar que realmente es el compresor el del problema.

    Identificar los síntomas de un compresor de aire acondicionado defectuoso en un automóvil no es tan difícil como parece. De hecho, las señales del compresor dañado son simples y claras de identificar.

    • Alta temperatura en la cabina.
    • Fuerte ruido del compresor.
    • Fuga de refrigerante.
    • El embrague del compresor rígido o libre.
    • Actividad anormal del Disyuntor de disparo.

    1. Alta temperatura en la cabina

    Una de las primeras señales para saber que tienes un compresor defectuoso es cuando la ventilación del sistema en el tablero de instrumentos, ya no envía aire frío dentro del automóvil.

    Un compresor de aire acondicionado defectuoso no hará circular refrigerante en el sistema de aire acondicionado y el resultado será aire caliente que ingresará a través de las rejillas de ventilación.

    Entonces, cuando el compresor falla, notarás grados altos y flujo de aire caliente dentro del automóvil. Sin embargo, en estos casos también hay otras posibles razones detrás, y por ello debes comprobar tu compresor para descartar.

    Podría ser una fuga de refrigerante, un problema eléctrico del control del sistema, o una falla de compresor.

    2. Fuerte ruido del compresor

    Cuando funciona el sistema de acondicionamiento de tu vehículo, produce un ruido de clic al encender y apagar. Pero si notas un ruido fuerte cuando el compresor se enciende, es una señal de que algún componente del compresor está averiado.

    Uno de ellos puede ser el embrague, que es una parte vital de un compresor de aire acondicionado. Tiene como objetivo transmitir el movimiento de la correa al compresor, cuando el sistema lo requiera.

    Cuando el embrague falla, puede pegarse o quedar libre, haciendo un ruido increíble.

    Además, el compresor, se compone de varios componentes interiores y utiliza un cojinete sellado para girar. Si el rodamiento interno se daña o se agarrota, o alguno de los componentes interiores falla, producirá todo tipo de ruido.

    La solución ideal es diagnosticar y ver si el embrague es el culpable o si el compresor está dañado y reemplazarlo.

    3. Fuga de refrigerante

    La mayoría de las personas que preguntan si pueden conducir su automóvil con un compresor de aire acondicionado defectuoso, no conocen la importancia del refrigerante en el sistema de aire acondicionado del vehículo.

    El refrigerante ayuda al sistema de aire acondicionado a enfriar el aire caliente, y si el sistema se queda sin refrigerante, tu aire acondicionado solo producirá aire caliente.

    Una fuga de refrigerante puede aparecer en cualquier parte del sistema de climatización. Sin embargo, es en el compresor donde se pueden ver con mayor regularidad. Por lo general, en las conexiones.

    4. El embrague del compresor no se mueve

    El embrague conecta el compresor a la polea del motor con una correa serpentina. También permite que el compresor se active y desactive de la potencia del motor para que el compresor solo gire cuando sea necesario.

    Si el embrague falla, se agarrota o se daña, el compresor ya no recibirá potencia del motor.

    La buena noticia es que el embrague es una unidad separada. Después del diagnóstico, puedes decidir reemplazar el embrague o toda la unidad del compresor. Dado que el embrague es una unidad separada, puedes ahorrar algo de dinero y reemplazarlo solo.

    5. Activación del disyuntor de disparo

    Si la unidad de condensación exterior de tu vehículo sigue activando el circuito, indica un compresor con problemas. Esto se debe a que el compresor se sobrecalienta y consume mucha energía, lo que hace que se dispare el disyuntor.

    Supón que notas que el disyuntor se dispara, no lo reinicies y enciendas el sistema. El disyuntor solo está haciendo su trabajo y está protegiendo el sistema de una sobrecarga, que podría ser mucho peor.

    Debes ir a la raíz del problema y revisar técnicamente el compresor del aire acondicionado.

    Cómo Diagnosticar El compresor de Aire Acondicionado de tu Coche

    Después de notar uno o más signos de un compresor defectuoso, necesitarás comprobar que realmente es el compresor lo que está fallando. Aquí te presentamos cómo hacerlo.

    • Si la temperatura del aire no se enfría cuando el sistema de aire acondicionado se ha activado, es muy probable que haya una falla en el compresor. Si el aire acondicionado aún funciona, verifica si la temperatura fluctúa mientras el sistema de aire acondicionado está funcionando.
    • Ubica el compresor de tu coche y verifica visualmente en busca de óxido, daños físicos, fugas de aceite o daños en la pintura. Todos estos son signos de una falla del compresor de tu coche.
    • Con falta de aceite, el compresor no funcionará de manera eficiente y causará un desgaste prematuro. El aumento de la fricción también conducirá a temperaturas erráticas cuando se active el sistema de aire acondicionado.
    • Revisa la correa para asegurarte de que tenga la tensión adecuada y que no esté dañada. Las correas agrietadas o partidas pueden causar severos daños a tu compresor. Si está en mal estado, debes reemplazarla.
    • Inspecciona el embrague ubicado en la parte delantera del compresor y asegúrate de que el embrague gire libremente. Al girar el cubo del embrague, debe haber una resistencia mínima. Un embrague defectuoso conducirá a un compresor defectuoso y viceversa.
    • Con el motor en marcha, pon el aire acondicionado en su posición más fría y los ventiladores en la posición más alta. Abre el capó y escucha si el compresor y el embrague se activan.
    • Busca cualquier fuga de refrigerante. El sistema de aire acondicionado está cerrado y no debe tener fugas ni el refrigerante debe estar bajo.
    • Bajo nivel de refrigerante significa que tienes una fuga en el sistema. La mejor manera de probar tu sistema en busca de fugas es con un detector electrónico de fugas de refrigerante, que puede detectar pequeños rastros de refrigerante.
    • Lo mejor para realizar un buen diagnóstico, es comprobar las presiones de alta y de baja, y comparar cuando el sistema está en reposo, y cuando está en plena carga.
    • Si las presiones no se mueven, y se ha comprobado que el embrague funciona correctamente y hay refrigerante suficiente en el sistema, significa que el compresor está dañado y requiere cambio.

    Si has completado estos pasos y crees que el compresor de aire acondicionado de tu automóvil está fallando, es mejor reemplazarlo. Recomendamos que al cambiar tu compresor, también reemplaces el acumulador, el dispositivo de expansión y las juntas tóricas.

    Al reemplazar todas estas piezas, puedes estar seguro de que no tendrás que hacer el trabajo más de una vez.

    Cómo Saber si el Compresor del Aire Acondicionado del Coche Está Dañado
    Cómo Diagnosticar El compresor de Aire Acondicionado de tu Coche

    ¿Cómo se cambia un compresor de aire acondicionado?

    Si ya has comprobado que el problema es el compresor, se debe proceder al cambio.

    1. Extracción de la unidad del compresor

    • Primero, quita el terminal negativo de la batería para que no tengas una descarga eléctrica o un cortocircuito.
    • Retira cualquier cubierta de tu motor para que puedas acceder a la correa serpentina.
    • Dependiendo del modelo de tu vehículo, puede haber otros componentes o accesorios que bloqueen el fácil acceso al compresor. Retira estos componentes aflojando y desconectando los pernos y los cables.
    • Toma la herramienta correcta y haz palanca en el tensor de la correa, y la correa se deslizará de inmediato.
    • Localiza las conexiones eléctricas de control del embrague y desconecta.
    • Localiza las líneas de alta y baja presión en el compresor y desenrosca las conexiones.
    • Bloquea los extremos de las líneas de refrigerante con trapo limpio, para que la suciedad no entre en el orificio.
    • Localiza el conector eléctrico en la unidad del compresor y sácalo con el destornillador de cabeza plana.
    • Ahora es el momento de desmontar los pernos de montaje superior e inferior de la base, usando los enchufes y la manija de trinquete correctos. Es posible que también necesites llaves combinadas para aflojar los pernos de montaje.
    • Suelta todos los tornillos antes de aflojarlos. Debes sostener la unidad del compresor con la mano mientras quitas el último perno.

    2. Inspección del compresor antiguo

    Es necesario inspeccionar la unidad de compresor vieja antes de desecharla. Al hacerlo, descubrirás por qué falló. Si escuchas un chirrido cuando haces girar el embrague del compresor, eso es una indicación de que hay virutas de metal en el sistema que deben quitarse de inmediato.

    Obtén un kit de descarga de aire acondicionado en cualquier tienda confiable o local y desbloquea el tubo de orificio o la válvula de expansión. Inspecciona los puertos de escape y las líneas de refrigerante en busca de virutas de metal y límpialos.

    3. Acceso al nuevo compresor

    Acerca la unidad compresora nueva y antigua y compáralas. Pueden variar ligeramente en diseño, ya que hay muchos fabricantes de compresores, pero el Frame y el proceso de instalación debe ser el mismo.

    El escape y el puerto de admisión deben ser iguales. Comprueba el diámetro exterior del embrague y el número de nervaduras. Comprueba si hay accesorios en el compresor antiguo que no están en la nueva unidad y trasplanta.

    Consulta la guía del usuario del nuevo compresor y ve si tiene un aceite agregado previamente; si no es así, agrega la cantidad recomendada de aceite. Toma tu cepillo de alambre, limpia los pernos viejos, agrega un poco de bloqueo de roscas si lo deseas y monta los pernos en el nuevo compresor.

    4. Reemplazo de los sellos

    Las líneas de refrigerante de alta y baja presión de los compresores utilizan juntas tóricas para garantizar que no haya fugas de refrigerante. Cuando reemplaces el compresor de tu vehículo, debes reemplazar esos sellos para evitar fugas de refrigerante.

    Dirígete a las líneas de refrigerante de alta y baja, retira con cuidado los sellos viejos, reemplázalos por otros y frótales un poco de aceite. Las juntas tóricas nuevas deben coincidir con las líneas de refrigerante como las antiguas.

    ¿Desea continuar sin reemplazar la junta tórica anterior? Esa no es una buena idea, ya que quedarán fugas de refrigerante.

    5. Montaje del nuevo compresor

    • Lleva el nuevo compresor al compartimiento del motor y colócalo en el lugar correspondiente.
    • Fija el compresor y aprieta los pernos.
    • Quita el bloqueo en las líneas de refrigerante y realiza la conexión, asegúrate de que ambas líneas estén bien apretadas.
    • Instala todos los accesorios que quitaste anteriormente, como el conector eléctrico, la correa serpentina y cualquier componente que hayas quitado para acceder a la unidad del compresor.
    • Luego, llena el sistema de aire acondicionado con el refrigerante apropiado.
    • Comprueba las presiones del sistema y luego verifica que no exista fugas antes de encender el coche. Por lo general, puedes usar agua jabonosa para verificar fugas en las conexiones, ya que si la hay, podrás ver burbujas. También puedes usar reactivos especiales en las conexiones. Si cambia de color, existe fuga.
    • Al comprobar que el sistema está normalizado, puedes arrancar el coche y encender tu sistema de aire acondicionado. Podrás ver por medio de los manómetros de prueba, el cambio de presión en ambos lados del sistema (alta y baja), y al cabo de un tiempo, sentirás un cambio de temperatura en la cabina.
    • Sigue monitoreando las presiones por media hora más y vuelve a verificar fugas.

    Palabras Finales

    También te puede interesar Como Reparar El Aire Acondicionado De Un Toyota Corolla

    El aire acondicionado del vehículo suele ser uno de los sistemas más duraderos de un automóvil. Aunque se usa todos los días, un moderno sistema de aire acondicionado sigue funcionando y proporciona aire fresco cuando lo necesitas.

    Y el corazón del sistema de aire acondicionado, el compresor, es duradero y vigoroso.

    Pero cuando tu aire acondicionado falla, puede ser una experiencia traumática. Seamos realistas, nos hemos acostumbrado al aire enfriado mecánicamente siempre que lo deseamos.

    La perspectiva de perder eso, comenzar a sudar y tener que bajar las ventanas es demasiado terrible. Por eso, siempre debes estar atento a las señales de que el compresor del aire acondicionado pueda presentar problemas.

    Si notas los síntomas de un compresor defectuoso, lo siguiente que debes hacer es realizar un diagnóstico del compresor aire acondicionado de tu coche, para asegurarte de que el compresor sea el culpable.

    Reemplazar el compresor de aire acondicionado de un vehículo puede ser una solución costosa y que requiere mucho tiempo. Nuestra recomendación, es que este trabajo lo haga personal especializado, para ahorrarte costos y dolores de cabeza.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir