Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche

Si tienes un coche viejo, o si lo usas mucho y lo expones al calor en la mayoría de los casos, el techo interior puede aflojarse y crear unas horribles bolsas. Aquí te vamos a enseñar a Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche.

Reemplazar todo el techo interior es un proceso costoso y, por lo tanto, se recomienda utilizar métodos que puedan repararlo de forma temporal y alargar su vida útil en lugar de reemplazarlo en su totalidad.

Pero primero veamos ¿Qué es el techo interior?

Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche
Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche
Índice()

    ¿Qué es el Techo Interior?

    También conocido como tapicería de techo, el techo interior es una tela suave que se encuentra pegada a la espuma de poliuretano del techo de tu coche. Su función principal es actuar como capa aislante junto con el poliuretano y, así, mantener la temperatura del coche tanto en verano, como en invierno.

    También absorbe las ondas sonoras y hace que el interior del coche sea menos ruidoso que el exterior. Esto es crucial, ya que los ruidos fuertes interfieren con la conducción.

    El techo interior mejora la estética de tu coche. Por lo general, viene a juego y coincide con la tapicería de los asientos. Un techo en su lugar, limpio y sin bolsas de aire, le da a tu coche un plus visual de excelencia y pulcritud.

    El techo interior se pega a la placa de poliuretano del coche con un adhesivo que, cuando se expone al calor, comienza a perder su capacidad de adherencia. Debido a esto, la tela se va aflojando por partes, creando unas bolsas muy desagradables a la vista. Pierde su aspecto estético.

    Cuando esto pasa, muchas personas optan por el reemplazo total de la tapicería de techo. Esto puede ser oportuno hacerlo, aunque es algo costoso. La mayoría de las veces, este techo interior tiene reparación y podrías ahorrarte algo de dinero.

    También te puede interesar Cinturón de Seguridad, Partes, Tipos y Cómo Funciona

    Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche

    A continuación, te presentamos algunas maneras muy prácticas de ayudarte a reparar tu techo interior sin tener que quitarlo o reemplazarlo por completo.

    1. Usa pegamento

    El techo interior ya está pegado a la superficie del poliuretano del techo con pegamento, cuyos efectos se han desvanecido con el tiempo.

    Para volver a pegar el techo interior a esta superficie, lo primero que puedes probar es aplicar pegamento. Todo lo que tienes que hacer es conseguir pegamento y aplicarlo en todas las áreas donde el techo interior se ha combado o suelto.

    Simplemente aplica un poco de presión en esa área durante un tiempo para que el pegamento se seque y mantén el forro del techo en su lugar.

    Antes de aplicar el pegamento, asegúrate de que la superficie esté limpia y seca, y mientras aplicas el pegamento, hazlo de manera uniforme para lograr mejores resultados. No te excedas para que no dure mucho en secar, pero tampoco apliques muy poco que pueda quedar débil.

    Hay varios tipos de pegamentos disponibles en el mercado, que te servirán para este trabajo. Los mejores son los de secado rápido. También hay pegamentos diseñados específicamente para este propósito, que usan en los talleres de tapicería.

    Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche
    Usa pegamento

    2. Usa cinta doble cara

    Otro material que puedes intentar usar para pegar el forro del techo de nuevo a la superficie es cinta adhesiva de doble cara. Lo mejor de este material es que es menos complicado que el pegamento.

    Simplemente toma trozos de la cinta de doble cara y pega un lado en la superficie y luego presiona con cuidado el forro del techo en el otro lado. El problema con esto es que no se extiende de manera uniforme como el pegamento, además de que debes pegarla en zonas estratégicas para evitar las bolsas de aire.

    Por estas razones, este método solo es preferible cuando el daño es pequeño y solo necesitas realizar una pequeña reparación. Si necesitas pegar una gran zona del techo interior, no te recomendamos la cinta doble cara.

    Lo mejor de la cinta de doble cara es que si el forro del techo se vuelve a aflojar, simplemente puedes quitar la cinta y luego volver a aplicar cinta nueva.

    En el caso del pegamento, la capa anterior de pegamento todavía estaría en la superficie cuando aplicas la nueva capa, lo cual no dejaría realizar un buen trabajo.

    3. Usa un secador de pelo

    Reaviva la adherencia del pegamento calentándolo con la ayuda de un secador de pelo. En la mayoría de los casos, el forro del techo solo se afloja, pero aún se pega al techo.

    Esto sucede principalmente cuando el adhesivo original que mantiene el techo interior en su lugar todavía está allí, en la chapa de poliuretano. Recién ha comenzado a perder su adherencia. Esto es bueno, ya que puedes reactivar la pegajosidad del adhesivo original simplemente calentándolo lo suficiente para derretir el pegamento.

    Puedes hacer esto usando un limpiador a vapor o un secador de pelo, etc., todo lo que tienes que hacer es aplicar vapor o calor a todas las áreas despegadas. Una vez que creas que el pegamento se ha calentado lo suficiente, puedes presionar el forro del techo sobre la superficie para que se pegue.

    Hazlo por zonas y vas probando si este método te funciona. A veces, el pegamento original no es del todo recuperable y no te servirá. Pero no pierdes nada con intentarlo.

    4. Usa alfileres cortos

    Otro método que casi no requiere tiempo y es el más barato de todos, si deseas mantener el techo en su lugar por un tiempo, es usar alfileres cortos, que parecen tachuelas.

    Todo lo que tienes que hacer es colocar los alfileres en los bordes sueltos del techo interior y presionar con fuerza para que el techo interior quede sujeto al poliuretano que lo sujeta.

    Algunas personas usan alfileres de diferentes colores y colocan diferentes patrones, para darle mayor atractivo. Pero si realmente te decides por este método, te recomendamos que uses alfileres del mismo color de la tela para que no sean tan visibles.

    No creas que se ve bien tener una fiesta de alfileres de colores en tu techo.

    Uno de los inconvenientes de este método es que una vez que se quitan los alfileres, los agujeros de los pines aún permanecerán, quedando la marca en la tela.

    Además, este método no se ve muy estético.

    5. Usa tachuelas de tapicería

    Existen tachuelas de tapicería, que están diseñadas para pasar desapercibidas. La cabeza es de un metal que no reluce y es poco visible, y puede combinarse con el color del techo interior.

    Solo debes colocar estratégicamente las tachuelas, ajustando la tela para que quede firme en el tablero.

    Este método tiene la misma desventaja que usar los alfileres cortos. Las tachuelas perforan la tela, y al quitarlas, quedará la perforación allí. Esto solo es recomendable si deseas mantener la tapicería del techo por poco tiempo en posición, mientras gestionas el cambio completo de tapizado de techo.

    Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche
    Tachuelas de Tapicería

    6. Usa laca para el cabello

    Otro método probado que funciona en algunos casos, es mantener el techo interior en su lugar con las tachuelas de tapicería inicialmente, y luego rociarlo con laca para el cabello.

    La tela del forro del techo es delgada, y la laca debe pasar y derretir el adhesivo original. No debes usar mucho, ya que puedes destruir por completo su capacidad de adherencia.

    El spray para el cabello tiene la propiedad de derretir el adhesivo. De esta manera, recuperará su pegajosidad y el techo interior se quedará en su lugar.

    Una vez hecho esto, verifica que la laca haga su efecto y queda a tu criterio quitar las tachuelas de tapicería. Solo asegúrate de que mientras las sacas, no rasgues accidentalmente la tela del forro del techo.

    Además, es mejor utilizar la cantidad mínima de tachuelas necesarias, ya que dejarán pequeños agujeros.

    Consejos Simples Para Proteger tu Coche del Calor

    El calor extremo es la principal causa de que el forro de techo se combe en un vehículo. Derrite el pegamento, haciendo que la tela se suelte y, por lo tanto, se desprenda del poliuretano de respaldo.

    Como tal, debes tomar las precauciones adecuadas. De lo contrario, el calor causará estragos en el acabado interior y exterior de tu coche. A continuación, se ofrecen consejos sencillos y asequibles que puedes tener en cuenta:

    • Siempre estaciona tu auto en la sombra. Hacerlo protege tu vehículo de la luz solar directa. Como resultado, el exterior y el interior no se secan ni se agrietan.
    • Utiliza siempre un protector solar para el parabrisas. Esto ayuda a mantener fresco el interior de tu automóvil y evita el daño solar.
    • Encera tu automóvil con frecuencia. La aplicación de cera agrega una capa adicional a tu coche, protegiéndolo así de los rayos ultravioleta. La aplicación de cera varía de un coche a otro, pero es recomendable hacerlo con frecuencia.
    • Instala las fundas de los asientos. Son una forma increíble de proteger los asientos de cuero y tela. Además, estas fundas ayudan a mantener frescos el interior de tu coche, y por ende la temperatura del techo.
    • Lava y seca el exterior e interior de tu coche con frecuencia. El sol y el calor pueden desvanecer el color gradualmente y agrietar la pintura de tu automóvil. Lava y seca a mano con frecuencia para eliminar la suciedad y las partículas de polvo. Hacerlo protege el acabado de tu vehículo, afectando menos la temperatura interna de tu coche.

    Recomendaciones Finales

    También te puede interesar Cómo Pulir los Faros del Coche

    Estas son algunas de las cosas que debes tener en cuenta antes de utilizar cualquiera de los métodos mencionados anteriormente:

    • Limpia la superficie del poliuretano antes de aplicar cualquier pegamento o adhesivo.
    • Mientras usas alfileres o tachuelas de tapicería, asegúrate de poner la menor cantidad posible, ya que dejarán agujeros en caso de que tengas que quitarlos.
    • Quitar las tachuelas o los alfileres puede rasgar la tela, así que ten mucho cuidado.
    • Si estás aplicando pegamento o cualquier adhesivo, extiéndelo uniformemente para lograr los mejores resultados. Puedes hacerlo con la ayuda de rodillos de pintura. De lo contrario, puede parecer irregular y dar como resultado un techo pegado de muy mal aspecto.

    Es muy importante comprender, en este caso, que todos los métodos mencionados anteriormente son temporales y ninguno de ellos puede arreglar el techo interior de forma permanente.

    Estos métodos son los más recomendados cuando solo una pequeña parte del techo interior está dañada. De esta forma, podrás ralentizar el aflojamiento de toda la tapicería del techo.

    Sin embargo, si el daño es grande lo recomendable es realizar el cambio de techo interior completo, por un taller especializado.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir