Cómo Conducir un Coche, Manual De Conducción

Conducir un vehículo requiere algunos conocimientos técnicos y reflejos naturales que todo conductor tendrá que poner en práctica. Realmente no es tan difícil, pero tampoco debes confiarte, porque no solo es acelerar y volantear. ¿Cómo conducir un coche? Aquí te lo explicamos.

Y aunque conducir bien, pasa por tener mucho sentido común, respeto de las leyes y normas, y pensar siempre de forma segura, no está de más conocer algunos aspectos técnicos que te ayudarán a ello.

Por ejemplo, el cambio de marchas en coches de transmisión manual, es un proceso que a menudo plantea un problema para los conductores jóvenes. En cuanto al frenado, los candidatos suelen tener muchos conceptos erróneos que deben corregirse.

Conducir un automóvil manual nuevo o usado es un tipo de conducción totalmente diferente a conducir un automóvil automático. De hecho, la elección de una de estas dos cajas de cambios depende del estilo de conducción que desees adoptar y del entorno en el que utilizarás tu coche.

Cómo Conducir un Coche
Cómo Conducir un Coche
Índice()

    Cómo Conducir un Coche de Transmisión Manual

    Creemos que aprender a conducir un automóvil y luego tener una licencia es pan comido. Este paso requiere mucha práctica y una actitud responsable. Para lograrlo y tener tu licencia, debes adoptar las acciones adecuadas. Aquí hay algunos consejos.

    1. Cómo arrancar un coche manual

    Arrancar un automóvil se hace de manera diferente en un automóvil manual y en un automóvil automático. De hecho, el arranque de un automóvil manual se realiza de la siguiente manera:

    • Comprueba que la palanca de cambio se encuentre en posición neutra.
    • También verifica que el freno de emergencia esté activado.
    • Enciende el coche con la llave.
    • Quita el freno de mano.
    • Presiona el embrague para desembragar.
    • Con la palanca de cambios, y el embrague aun pisado, cambia a la primera marcha.
    • Acelera ligeramente.
    • Quita el pie del embrague lentamente de forma lineal.
    • Una vez que el automóvil comience a moverse hacia adelante, termina de soltar el pedal del embrague.

    Listo, ya arrancaste el coche y se está moviendo, si necesitas parar el coche, pisa el freno y el embrague luego.

    2. Conduce con seguridad

    Para protegerte de los caprichos de la carretera, el conductor debe aprender a conducir un automóvil con cuidado, cautela. Para lograrlo, debe utilizar varios elementos para maximizar su seguridad así como la de los pasajeros.

    El primer paso es iniciar señales para comunicarse con otros usuarios de la carretera. No olvides utilizar las luces intermitentes, las luces de emergencia y las luces de advertencia y de sonido del automóvil.

    El conductor también debe respetar la conocida “Distancia de seguridad”, especialmente cuando hay mal tiempo.

    También te puede interesar Transmisión 4WD, ¿Qué Es?, Importancia, Tipos

    3. Debes saber anticiparte para reaccionar mejor

    La anticipación es el comportamiento fundamental que todo conductor debe tener. En cualquier escuela de manejo lo aprendes. Para ello, nuestro consejo es analizar la situación sin perder la concentración.

    El desafío aquí es detectar posibles riesgos para limitar al máximo los peligros y accidentes. Antes de realizar las maniobras, por ejemplo, el conductor debe hacerse las siguientes preguntas:

    • ¿Es necesaria la maniobra que voy hacer?
    • ¿Cumple con las normas de seguridad?
    • ¿El vehículo se encuentra en condiciones para realizar la maniobra?

    Una vez que el conductor tiene sus respuestas, puede actuar sobre la situación. O cambia su velocidad para respetar al máximo las distancias de seguridad, o alerta a otros usuarios, o modifica la trayectoria de su vehículo.

    4. Las Velocidades

    A menudo es difícil para los conductores jóvenes saber cuándo cambiar de marcha en un coche de transmisión manual, así que aquí hay un consejo muy simple:

    • De 0 a 20 km/h tienes que estar en primera marcha.
    • De 20 a 40 km/h tienes que estar en segunda marcha.
    • De 40 a 60 km/h tienes que estar en tercera marcha.
    • De 60 a 80 km/h tienes que estar en cuarta marcha.
    • De 80 km/h en adelante, tienes que estar en quinta marcha.

    Estas indicaciones permiten a los conductores inexpertos saber cuándo cambiar de marcha si aún no pueden orientarse por el sonido del motor o las indicaciones del tacómetro.

    Otra indicación clara es la del tacómetro. Cuando la aguja llega a la zona entre 2.500 RPM y 3.000 RPM, lo ideal es realizar el cambio de marcha.

    ¿Cómo cambiar de marcha?

    Las etapas del cambio de marcha es un punto fundamental que todo conductor debe conocer y que se convierte, a lo largo de la experiencia, en algo automático. Los pasos a seguir cuando se quiere cambiar de marcha son los siguientes:

    1. Quita el pie del acelerador para presionar el pedal del embrague.
    2. Al presionar el embrague, cambia a la siguiente marcha en la palanca.
    3. Luego, suelta el embrague mientras aceleras. Para que la conducción sea suave y placentera, este movimiento debe ser lo más fluido posible.

    ¿Cómo bajar de marcha?

    Las etapas del cambio descendente son tan esenciales como las etapas del cambio de marchas:

    1. Antes de hacer un cambio descendente, debes frenar. El momento adecuado para realizar un cambio descendente suele ser cuando el conductor pierde potencia al acelerar o cuando se prepara para dar una vuelta.
    2. Luego debes presionar el pedal del embrague después de soltar el pedal del acelerador para hacer cambios descendentes de marcha.
    3. Después suelta el pedal del embrague mientras aceleras, así como para aumentar la velocidad, este movimiento debe ser lo más fluido posible para una conducción suave y placentera.

    5. El Frenado

    Estos son los cinco pasos esenciales para detener tu vehículo de modo perfecto y seguro.

    • Suelta el pedal del acelerador mientras colocas el pie por encima del pedal del freno.
    • Frena suavemente, debes evitar las frenadas bruscas. La excepción es en caso de emergencia, donde es aconsejable frenar con fuerza.
    • Desembraga con el pie izquierdo antes de completar el frenado.
    • Mantén el pie izquierdo en el pedal del embrague y el pie derecho en el pedal del freno, luego coloca la caja de cambios en punto muerto.
    • Vuelve a montar el embrague y coloca el freno de mano.

    Listo, el vehículo está perfectamente parado. Cabe señalar que el freno de mano solo se aplica en caso de estacionarse o detenerse relativamente largo tiempo, detenerse en un semáforo en rojo no justifica su uso, por ejemplo.

    Algunos conductores creen que es mejor desembragar antes de frenar y no después, pero esta opinión sigue siendo objeto de debate. Lo cierto es que, para la conducción no cambia mucho la situación, el hecho de desembragar primero o después de la frenada.

    6. Entrada y Salida del Coche

    Se deben tomar y realizar una serie de precauciones y controles al subir al vehículo, como también para salir del mismo.

    Al subir al coche

    • Comprueba la posición del asiento del conductor para que se adapte a tu morfología, así como la posición de los retrovisores con tu altura.
    • Asegúrate de que todos los controles estén operativos y de que tenga suficiente combustible para el viaje que estás a punto de realizar.
    • También verifica que todos tus pasajeros estén correctamente sentados y asegurados.

    Al salir del coche

    • Comprueba que el vehículo está parado y que se ha aplicado el freno de mano.
    • Comprueba que ningún vehículo o ciclista se acerque por el lado donde se abre la puerta, para evitar una colisión.
    • Asegúrate que tus pasajeros bajen por el lado de la acera.
    • Asegúrate de que tus pasajeros comprueben que ningún vehículo o ciclista se acerque al momento de bajar.
    • También verifica que el vehículo está correctamente estacionado antes de salir.

    7. Observa cuidadosamente el medio ambiente

    Conducir un automóvil en la carretera no siempre es una buena experiencia para los principiantes, incluso con una licencia en la mano. Esto explica por qué deben permanecer atentos al entorno que les rodea.

    Para ello, nuestro consejo es utilizar todos los componentes del vehículo para facilitar la conducción.

    Los retrovisores exteriores son los primeros elementos que no deben pasarse por alto, ya que ofrecen un campo de visión periférico al conductor. Suficiente para identificar fácilmente movimientos y obstáculos en un amplio ángulo de 180°.

    Mientras tanto, el espejo central es indispensable para el tráfico trasero, y para los movimientos de retroceso.

    8. Participa en la formación de conducción

    Inscribirse en una escuela de manejo para recibir capacitación en manejo es un paso crucial para aprender a conducir rápidamente y obtener tu licencia. Siempre es preferible confiar en un profesional no solo para conocer la normativa vial vigente, sino también para descubrir nuevas técnicas de conducción.

    Sin embargo, como es bien sabido, el mercado de la formación ha florecido en los últimos años. Por eso, siempre es preferible acercarse a la escuela que tenga un simulador de conducción antes de obtener tu carnet.

    Es una herramienta moderna que facilita el aprendizaje de los futuros conductores.

    9. Multiplica las prácticas

    Aunque ir a una escuela de manejo o un curso de manejo para obtener una licencia implica horas de práctica en la carretera, nada mejor que un poco de ejercicio acompañado para multiplicar tus posibilidades de éxito.

    Una vez que el conductor obtiene su licencia, también debe continuar entrenando regularmente para no olvidar las buenas bases adquiridas durante la formación. De lo contrario, existe el riesgo de perder todo lo aprendido.

    Estas son las razones por las que los principiantes deben aprovechar cada oportunidad para conducir con amigos o familiares cuando tienen su licencia en el bolsillo.

    Cómo Conducir un Coche
    Palanca de transmisión manual

    Cómo Conducir un Coche de Transmisión Automática

    Muy popular entre los conductores mayores que no pueden conducir un automóvil manual, los automóviles automáticos se están volviendo cada vez más comunes.

    Son muy fáciles de conducir que un manual, y en algunos casos pueden ser ahorrativos en costos de mantenimiento y combustible.

    Si nunca antes has conducido un automóvil automático, de seguro te sentirás desconcertado por la falta de un pedal de embrague, además de la forma en que se gestiona la palanca de cambios.

    Las transmisiones automáticas te permiten elegir el tipo de marcha o función, identificándolas con letras. Son abreviaturas de:

    • P (Park): Solo debe usarse cuando esté parado y saliendo del automóvil. Esto “bloquea” la transmisión, evitando que ruede, pero aún necesita aplicar el freno de mano cuando está estacionado.
    • R (Reverse): Marcha atrás o retroceso. Actúa igual que la reversa de la transmisión manual. Se usa cuando debes conducir en retroceso, generalmente a la hora de estacionarte.
    • N (Neutral): Su nombre lo dice todo.
    • D (Drive): Conducción. Aquí es donde hace el trabajo duro, realizando el cambio de marchas automáticamente para que el coche se mueva.

    Existen algunas transmisiones automáticas en las que puedes cambiar también a primera o segunda marcha. Esto te ayudará en situaciones en las que desees utilizar la caja de cambios para reducir la velocidad, como al bajar una pendiente empinada.

    Tener esta opción también ayuda a reducir las revoluciones y evitar que las ruedas patinen a medida que avanza en determinadas situaciones.

    Por ejemplo, en caso de nieve o hielo, es aconsejable cambiar a segunda marcha para evitar que las ruedas patinen en la superficie resbalosa. Algunos modelos automáticos tienen un “modo invierno”, aunque esto no está del todo generalizado.

    Otros coches automáticos te permitirán seleccionar manualmente cualquier marcha, usando el selector o los controles montados detrás del volante. Esto hace que el conductor tenga mayor control sobre el desplazamiento del vehículo.

    Pasos para conducir coche automático

    Aunque las transmisiones automáticas son fáciles de usar, mucha gente confunde las posiciones de la palanca en el arranque y en la parada.

    • Cuando te subes a un automóvil con transmisión automática, debes verificar que se encuentre en la posición “P” de Estacionamiento.
    • Coloca tu pie derecho en el pedal del freno y presiónalo.
    • Enciende el automóvil con la llave, y con el pie aún en el freno, mueve la palanca de cambios a “D” si deseas avanzar, o a “R” si deseas retroceder.
    • Al quitar el pie del freno, el coche automático se moverá lentamente, lo que facilitará estacionarse o conducir a bajas velocidades.
    • Es posible que necesites acelerar un poco si necesitas ir más rápido.
    • Una vez en movimiento, la transmisión selecciona la marcha adecuada de forma automática, de allí su nombre. No necesitas estar cambiando la palanca por cada marcha.
    • Cuando termines el viaje y el automóvil esté detenido, mantén el pie en el freno, coloca la palanca en “P”, apaga el coche y listo.
    Cómo Conducir un Coche
    Palanca de Transmisión Automática

    ¿Cuáles Son las Ventajas de las Transmisiones Automáticas?

    Aunque las transmisiones automáticas han tenido tradicionalmente la reputación de ser de alto mantenimiento, son más confiables que antes. También reducen el riesgo de piezas defectuosas. Por ejemplo, el desgaste normal del embrague del coche manual.

    Además de ser más fáciles de conducir, las versiones automáticas pueden ser más eficientes en comparación a las manuales, sobre todo en el consumo de combustible.

    También pueden ser más rápidos. Muchas transmisiones de doble embrague, en particular, pueden cambiar de marcha más rápido que los humanos, ahorrando décimas de segundo cruciales entre 0 y 100 km/h.

    Por ejemplo, ¿sabías que todos los coches de carreras de F1 están equipados con automático? Bueno, estas son cajas secuenciales con control en el volante (levas de cambio), ¡pero el embrague ha desaparecido!

    Sin embargo, los autos automáticos tienden a ser más costosos.

    Para Cerrar

    También te puede interesar Cómo Pegar la Tapicería del Techo del Coche

    Un automóvil automático tiene varias ventajas sobre un automóvil manual. De hecho, debe tenerse en cuenta el confort de conducción proporcionado por un automóvil automático, especialmente en las zonas urbanas.

    Como las marchas cambian automáticamente, todo lo que tienes que hacer es frenar y acelerar. Conducir un automóvil automático en áreas de alto tráfico o en un entorno urbano se realizará de una manera flexible y menos fatigante que un automóvil manual usado o nuevo.

    También tendrás la opción de utilizar la caja de cambios secuencial o las levas del volante disponibles en algunos coches automáticos. Estos permiten el cambio de marchas manual además de la transmisión automática.

    Recuerda, al conducir un automóvil automático, tu pie izquierdo no debe estar en contacto con el freno y el pedal del acelerador bajo ninguna circunstancia, todo se hace con el pie derecho.

    Ten en cuenta que un automóvil automático te proporcionará una mayor comodidad en comparación con un automóvil manual, pero te costará más comprarlo, que un automóvil manual.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir