Amortiguador: Función, Características, Tipos Y Fallas Comunes

Un amortiguador de alta calidad y correctamente instalado cambia radicalmente el comportamiento del automóvil, como por ejemplo, el buen funcionamiento y la suavidad de los vehículos de la clase ejecutiva y hasta el funcionamiento agresivo de un auto deportivo.

Además, se aumenta el nivel de control, el conductor siente claramente la carretera y mantiene la trayectoria en las curvas, también la distancia de frenado no se extiende por metros adicionales. Por eso, el conductor y los pasajeros se sienten cómodos en la cabina, incluso en una carretera rural.

Por lo tanto, es importante que conozcas cuáles amortiguadores son los mejores para tu automóvil y así saber con cuáles te sentirás mejor en la carretera. Dicho esto, te explicaremos en un lenguaje básico y fácil de comprender qué es un amortiguador, cómo funciona, sus tipos y más.

Amortiguador

Índice()

    ¿Qué es y cómo funciona?

    El amortiguador es un elemento necesario para mantener una posición estable horizontal en un automóvil mientras se conduce y para asegurar un agarre confiable de las ruedas con la superficie de la carretera.

    Por lo cual, el trabajo de estos elementos es similar al principio de la bomba de aceite. La suspensión como tal, se hace cargo de las vibraciones del camino, accionando las varillas y el pistón del amortiguador. Este pistón empuja el aceite ubicado en el cilindro de presión a través de las boquillas hacia la cavidad detrás del mismo.

    Debido al hecho de que una pequeña cantidad de aceite pasa a través de los chorros, el pistón funciona de modo lento, lo que reduce la vibración de la suspensión.

    Por otro lado, bajo una carga o impacto agudo, los chorros no pueden hacer frente a estas vibraciones, por eso, en el pistón se accionan válvulas especiales que son responsables de su amortiguación, lo que permite que pase la mayor parte del lubricante.

    En efecto, el esfuerzo por amortiguar las vibraciones del cuerpo depende de la velocidad de la suspensión. Cuanto más rápido se mueve la suspensión, más eficientemente funciona el amortiguador y proporciona más resistencia.

    El nacimiento del amortiguador

    En la etapa inicial de la formación de la industria automotriz mundial, los automóviles en su diseño no tenían amortiguadores en absoluto, su trabajo se realizaba mediante suspensiones de tipo resorte de ballesta.

    La suspensión de tipo resorte de ballesta consta de láminas de acero de diferentes longitudes, que se fijan con bridas especiales. La parte central de los resortes está unida al puente. Los bordes de los resortes están unidos a la carrocería por medio de bisagras y el número de estos depende en mayor medida de la capacidad de carga requerida por un vehículo en particular.

    Por otro lado, estas suspensiones no son relativamente malas, de hecho las vibraciones del automóvil se reducen debido a la fricción que genera la suspensión de ballestas entre sí. Por el momento, este tipo de suspensión se puede encontrar en el diseño de algunos camiones y en muy pequeña medida en los automóviles.

    En retrospectiva, con el paso de los años este progreso ha avanzado inexorablemente, por lo tanto, los diseñadores desarrollaron nuevos diseño suspensión para reducir la vibración del automóvil durante la conducción. Estamos hablando de amortiguadores, claro.

    Al principio de la aparición de los amortiguadores, estos eran discos de fricción comprimidos que giran entre sí cuando el sistema de suspensión está funcionando.

    Debido al hecho de que estos discos son de corta duración no podían usarse durante mucho tiempo por el rápido desgaste, los diseñadores siguieron adelante en busca de la unidad ideal para amortiguar las vibraciones de la carrocería del automóvil.

    Entonces en los años veinte, se utilizó un fluido especial en el diseño del amortiguador, que fluía a través de orificios especialmente hechos de una cavidad a otra. En el transcurso de la operación de este diseño, quedó claro que el amortiguador telescópico se convirtió en el mejor ejemplar hidráulico, que se utiliza en la industria automotriz hasta el día de hoy.

    • El amortiguador telescópico tiene una refrigeración excelente, un diseño compacto y un peso ligero. La fiabilidad también es un factor importante en el uso de este.

    Característica del amortiguador en las propiedades del vehículo.

    La característica puede ser regresiva, progresiva, lineal o combinada. Cada uno le da diferentes propiedades a un mismo vehículo. Pero los amortiguadores con las mismas características se pueden diferir entre sí en los valores de las fuerzas de resistencia, que también afectan el comportamiento de la máquina.

    Por lo tanto, los expertos comparan las características fundamentales (cualitativas, pronunciadas). De hecho hay dos tipos de características:

    1. Regresivo

    Es el más común. Con este, el amortiguador amortigua bien las vibraciones y reduce la intensidad del balanceo de la carrocería durante las maniobras bruscas, pero le transmite vibraciones desde una carretera rota, agregados de pequeñas irregularidades como: baches, costuras, peines, adoquines en las vías.

    Además, si el amortiguador está diseñado para un vehículo de largo recorrido, la conducción sobre salientes únicos (escalones de asfalto formados durante las reparaciones de la carretera) a alta velocidad puede ir acompañado de impactos tangibles.

    1. Progresivo

    Utilizado con menos frecuencia. Su principal ventaja es una mayor protección contra las vibraciones corporales. Sin embargo, conduciendo a través de una serie de olas suaves, el automóvil puede balancearse hasta que se rompa la suspensión.

    Por otro lado, con un cambio de carril enérgico no se excluyen el aumento de vueltas y la acumulación diagonal del automóvil. Y cuando está completamente cargado, el conductor a menudo siente amortiguadores “débiles”.

    Por lo cual, si se sustituyen por unos reforzados, pero con el mismo tipo de característica, se sobrecargarán los puntos de enganche a la carrocería o suspensión.

    Tipos de amortiguador y su funcionamiento

    Por el momento, los amortiguadores se utilizan en la construcción de casi cualquier vehículo para que amortigüen las vibraciones de la carrocería que se producen como resultado del movimiento del automóvil sobre los baches.

    Además, una cualidad tan importante de un automóvil como la adherencia confiable a la carretera depende de los amortiguadores. Los amortiguadores son de varios tipos y se subdividen según sus diseños y capacidades técnicas:

    1.  Amortiguadores de doble tubo

    El diseño de los amortiguadores de 2 tubos es muy simple. Un cilindro más pequeño está ubicado en un cilindro suficientemente grande. En el cilindro más pequeño (interior), que está completamente lleno de aceite, este mueve el pistón, que está atado al brazo de suspensión o la carrocería del automóvil mediante una varilla.

    Por otro lado, El cilindro más grande está diseñado para recolectar líquido que es desplazado por el vástago. Como resultado de la fricción del aceite que pasa a través de orificios especiales ubicados tanto en la parte inferior del cilindro pequeño como en el pistón, las fuerzas de vibración se amortiguan.

    Este diseño se ha utilizado durante mucho tiempo y ya se ha convertido en un clásico. El único inconveniente de este diseño es que es propenso a sobrecalentarse, por lo que casi pierde terreno frente a los amortiguadores monotubo.

    Por ejemplo, cuando el automóvil se mueve por un camino con baches durante mucho tiempo, las paredes dobles de la estructura de 2 tubos provocan un sobrecalentamiento del aceite y como resultado, el amortiguador deja de cumplir su función de amortiguar las vibraciones de la carrocería.

    Un aumento de temperatura en un cilindro más grande debido al contacto entre el aceite y el aire, conduce a la aparición de una emulsión específica, lo que afecta negativamente el rendimiento del aceite.

    2.  Amortiguadores de un solo tubo

    Estos diseños de amortiguador constan de un solo cilindro. También en este hay una varilla, cuyo volumen se compensa con una cámara especial que está separada del aceite por un pistón flotante.

    En este, la cámara está llena de gas debido a un diafragma instalado, a veces se puede separar del aceite. Dado que el amortiguador funciona con gas, se le llamó amortiguador de gas. Estos amortiguadores tienen una excelente refrigeración de pared simple.

    Diferentemente de los amortiguadores de 2 tubos, que se instalan solo en un ángulo de no más de 45 grados, los amortiguadores llenos de gas se pueden instalar en cualquier ángulo, mientras que no pierden sus propiedades de trabajo.

    Por otro lado, los amortiguadores monotubo llenos de gas también tienen sus inconvenientes. Porque sus orificios y válvulas están ubicados solo en el pistón, entonces hay una eficiencia menor en comparación con 2 tubos.

    También es importante señalar que los “monotubos” son muy frágiles e incluso el guijarro más pequeño puede doblar la pared del cilindro, por lo tanto, atascar el pistón.

    3.  Amortiguadores combinados

    En las últimas décadas, los fabricantes de automóviles han adoptado cada vez más amortiguadores combinados en sus vehículos, que son una opción mixta entre 2 tubos y un tubo. Estos obtienen la fiabilidad de los amortiguadores de 2 tubos y su rendimiento característico que se obtienen de los monotubos.

    Por otra parte, el principio de funcionamiento del amortiguador combinado es el mismo que el de un amortiguador de 2 tubos, pero al mismo tiempo, el amortiguador no se llena con aire, sino con gas, lo que evita que el aceite de trabajo forme espuma. En este caso, el gas está bajo presión, en un máximo de 3,0 atmósferas.

    4.  Amortiguadores ajustables

    Aquí los amortiguadores se han utilizado desde la década de los cincuenta, estos permite a los conductores comerciales cambiar la configuración de la suspensión en cualquier momento. Al principio, la configuración se cambiaba mecánicamente, ahora es posible hacerlo mediante electrónica.

    Estos ajustes automáticos de los amortiguadores hoy en día, cambian según las condiciones de funcionamiento del automóvil como su velocidad, el tipo de superficie de la carretera y muchos otros parámetros. Hay dos tipos de amortiguador ajustable:

    • Primer tipo: Se utiliza un fluido magnetorreológico (aceite), que sirve como fluido de trabajo. En el lugar de los orificios de derivación del pistón hay un imán, que crea un campo electromagnético. La viscosidad del aceite cambia como resultado de la alineación de las partículas de una manera especial.
    • Segundo tipo: Un amortiguador ajustable cambia sus características gracias a válvulas de “bypass” electromagnéticas. La electrónica del automóvil en una secuencia determinada cierra y abre estas válvulas de derivación y como resultado, el modo de funcionamiento de los interruptores del amortiguador.

    Hoy en día, los amortiguadores ajustables son de elevado costo, por lo tanto, se instalan en vehículos Premium.

    Fallos o averías: signos y síntomas, comprobar

    Teniendo en cuenta la información anterior, puedes comprender qué puntales de amortiguador son mejores para elegir. Además, una vez decidido el tipo, debes elegir un fabricante, estudiar el catálogo y comprar amortiguadores de las opciones de reemplazo adecuadas disponibles para tú vehículo.

    Al mismo tiempo, no todos los conductores saben exactamente cuándo cambiar el amortiguador del automóvil. De algunos automovilistas, puedes escuchar que el amortiguador delantero recorre 50-60 mil km, mientras que el trasero es de hasta 100 mil km, el amortiguador de gas dura un 30-50% más que el amortiguador de aceite, etc.

    En algunos casos, se recomienda simplemente monitorear los puntales, también prestar atención a goteos de aceite, golpes, balanceos y ruidos, mientras que en otros es muy recomendable visitar un soporte de vibración o simplemente cambiar los amortiguadores según el kilometraje.

    En primer lugar

    Hay varias señales que indican que los puntales de los amortiguadores están fuera de servicio. Por ejemplo, oscilar al conducir incluso en una carretera plana, las irregularidades se transmiten rígidamente a la carrocería, los impactos se sienten en el volante, el coche se ladea en las curvas, no mantiene la trayectoria, golpes y ruidos extraños al conducir en la zona de los racks, reducción de la eficacia de frenado, desviaciones hacia un lado u otros, etc.

    Por eso, ten en cuenta que este comportamiento del automóvil y la aparición de estas señales son posibles por otras razones. Para que comprendas exactamente cuándo los amortiguadores están defectuosos o parcialmente fuera de servicio,

    Debes comenzar con su inspección visual

    Si ves rayas en relación con los amortiguadores de aceite y gas-oil, esto indica que el amortiguador “suda” o gotea por completo, se pierde la estanqueidad. Si es posible, para comprobar la rejilla es mejor que la saques del coche y bombéala manualmente.

    Si esto no es posible, basta con que abras el capó y descanses en la zona del pilar o presionando la carrocería del automóvil por encima del pilar lo más fuerte posible, y luego soltándolo bruscamente.

    Por otro lado, en el caso de que el amortiguador esté funcionando (al menos parcialmente), la carrocería volverá a su posición inicial y no se harán más de una o dos oscilaciones. Pero si hay una acumulación notable (varias vibraciones), entonces el amortiguador no realiza sus funciones y el cuerpo se balancea sobre los resortes.

    De hecho, la fuga de aceite a través del sello del amortiguador que se manifiesta en forma de goteos de aceite, indica que se pierde la estanqueidad en el área del sello del vástago.

    Consejos útiles

    Para empezar, si analiza la información recibida, queda claro que si necesitas elegir uno u otro amortiguador, el precio de estos siempre será diferente. El costo se verá afectado por el tipo de bastidor en sí, así como por el propósito principal por ejemplo, si es para el eje delantero o trasero.

    Por lo general, los puntales de los amortiguadores traseros serán más baratos que los amortiguadores delanteros, ya que son más fáciles de fabricar y no requieren un refuerzo adicional en comparación con los amortiguadores delanteros más pesados.

    Sin embargo, no vale la pena intentar ahorrar mucho en reemplazarlo, ya que los amortiguadores se intercambian por pares en un eje. Además, si es necesario, reemplaza el amortiguador, así sea comprar una solución original costosa o un análogo de una marca conocida, así como puntales más baratos.

    Al mismo tiempo, debes estar preparado para el hecho de que los amortiguadores presupuestarios pueden funcionar de manera muy mediocre desde el principio, esto porque no corresponden a las características declaradas y fallan rápidamente.

    Por otro lado, no es necesario confiar en una vida útil demasiado larga de puntales costosos, ya que no es suficiente comprar amortiguadores de un fabricante conocido a un precio alto. El hecho es que la conducción activa en carreteras en mal estado desactivará cualquier amortiguador mucho más rápido de lo esperado.

    También, un puntal de calidad funcionará bien, pero la vida útil del amortiguador puede ser menor de lo esperado. Así que no se recomienda ahorrar en los pilares traseros. En algunos casos, un intento de colocar amortiguadores de clase alta o media en la parte delantera y puntales económicos en el eje trasero conduce a un deterioro en el manejo y una disminución en la comodidad.

    Finalmente, puedes observar que la elección de un amortiguador debe ser deliberada, por eso, al seleccionar unos, es necesario tener en cuenta por separado las características discutidas anteriormente.

    También puede interesarte: Resorte de Hojas Ballesta Función, Instalación y Comprobación

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Subir